Barceloneando

Helsinki vive feliz en Barcelona

El personaje de Helsinki de 'La casa de papel', o mejor dicho Darko Peric, es un actor serbio vecino del Guinardó que está enamorado de Barcelona

Josep Ametller está al pie del cañón en su cadena de alimentación, porque igual departe con un encargado que con un cliente o proveedor

Alba Flores y Darko Perić, protagonistas de ’La casa de papel’ (Netflix).

Alba Flores y Darko Perić, protagonistas de ’La casa de papel’ (Netflix). / YOTELE

Se lee en minutos
Joan Vehils
Joan Vehils

Periodista

ver +

Imagino que a nadie le puede pasar por la cabeza encontrarse a Juan Roig, el propietario de Mercadona, supervisando alguno de los supermercados que tiene en Barcelona. Como tampoco es imaginable pensar que Marta Álvarez, la actual presidenta de El Corte Inglés, pueda estar observando si todo está en perfecto estado de revista en alguna de las plantas del centro de plaza de Catalunya o Diagonal. Sin embargo, con los propietarios de las tiendas Casa Ametller ocurre un hecho poco habitual. Me lo contaron Nandu Jubany y Carles Gaig que colaboran con este grupo de distribución. ‘Ves un lunes a primera hora a la tienda de la calle de Berlín y seguro que te encuentras a Josep Ametller en persona’. Y así fue. Me pasé por allí este miércoles, que era como un lunes, camino de la presentación de un candidato de Barça que repartirá pizzas en su sede muy cercana a la tienda de Berlín y, sí, allí estaba Josep. Primero departiendo con el que parecía ser el encargado y luego con un cliente o proveedor. Pues eso, estar al pie del cañón, debe ser la clave de esta empresa catalana que ya factura 200 millones largos y da empleo a más de 2.000 personas. En fin, que Josep y su hermano Jordi no paran. Uno controlando las tiendas y el otro el producto. Tanto es así que sus amigos cuentan que entre el trabajo y la austeridad andan con un coche de hace 20 años. Y ellos preocupados...

El martes, en el Liceu se tenía que celebrar una noche especial. Uno, que ya tenía el traje preparado, esperaba encontrarse con los representantes de La Caixa, el Santander, el SabadellTorellóUriachPuig, o los de Damm. Es decir, a los principales mecenas del teatro que tan necesarios son en estos tiempos y que tanto cuida Salvador Alemany. No pudo ser. El Procicat no aceptó que el Liceu abriera con un aforo al 50% y así es inviable desde el punto de vista económico. Suerte que han recapacitado porque a este paso nos lo íbamos a cargar todo. Y si no, que la 'consellera' de Cultura deje de repetir que la cultura es segura….

El bueno de los malos

Noticias relacionadas

Quien sí tiene la suerte de trabajar mucho y no tiene un no para nadie es Helsinki. Bueno, trabaja en Madrid que allí esto del coronavirus parece que afecta de manera diferente… Sabrán ustedes, los que son del grupo de personas normales que han visto la serie ‘La casa de papel’, que se trata de uno de sus protagonistas. Mi hija dice que Helsinki es el bueno de los malos y lo cierto es que parece un tipo sensacional. Me lo presentó otro de los personajes más solidarios que conozco. Me refiero al que fuera diputado por CiU, Josep Maldonado, y que ahora preside la Fundación ESI que se desvive por ayudar a niños y jóvenes que se encuentran en situación de vulnerabilidad. Pues eso, que ambos se conocieron en Madrid y desde entonces se han vuelto inseparables. Helsinki, o mejor dicho Darko Peric, es un serbio que está enamorado de Barcelona y que desde hace años vive felizmente en el barrio de Guinardó con su hija y su esposa que también es actriz. Aficionado y buen conocedor del mundo del básquet nunca le agradecerá lo suficiente a Maldonado que le presentara a Jordi Villacampa y a Audie Norris. En fin, que Darko participó esta semana en un reportaje que mi colega Carme Barceló está preparando para el diario 'Sport'.

Eso fue en el puerto de Barcelona. Al salir fui a Vila Viniteca de la calle de Agullers donde me esperaba Quim Vila, una de las personas que más entiende de vinos del mundo. No son buenos tiempos para los distribuidores y menos con el cierre que han padecido todos los bares y restaurantes de Catalunya. Suerte que Quim es un tipo entusiasta y piensa que cuando todo esto se acabe vendrán muchos días de celebraciones. Mientras, dice que actuará como hacen los chinos... "Puedo abrir un día, pues abro dos, pues abro dos y no pienso en el más allá"… Un crack que prefiere ni oír hablar de todo lo que le deben...