Atracción en la Rambla

El nuevo Museo de Cera de Barcelona abre sus puertas a un espacio de ocio del siglo XXI

  • Tras una renovación integral, el emblemático espacio reabre sus puertas para ofrecer una experiencia moderna e innovadora
  • La reforma incluye una nueva experiencia con más de 120 figuras, incluidas las estrellas más actuales, en 28 escenarios interactivos tematizados
  • La inversión de 6 millones de euros en el proyecto prevé la creación de 40 puestos de trabajo
El nuevo Museo de Cera de Barcelona abre sus puertas a un espacio de ocio del siglo XXI

JORDI COTRINA

2
Se lee en minutos
Andrea Santos

El nuevo Museo de Cera de Barcelona abrirá sus puertas este 4 de diciembre, ofreciendo una nueva y renovada experiencia a sus visitantes gracias a la apuesta por la tecnología y las más de 120 figuras. Entre ellas se podrán encontrar figuras icónicas de diferentes ámbitos como la música, el deporte, la cocina, el cine o la historia junto con figuras históricas del museo, que mantiene su ubicación en el espectacular edificio del siglo XIX, en el corazón de la Rambla de Barcelona. La inauguración tiene lugar tras su reforma integral que ha supuesto una inversión de 6 millones y prevé la creación de 40 puestos de trabajo.

La renovación integral de los espacios presenta un sugerente relato que, gracias a los medios audiovisuales, la iluminación y la tecnología, pretender sumergir a los visitantes en una experiencia única. Estos 28 espacios interactivos tematizados configuran la nueva experiencia del museo a través de la incorporación de sistemas tecnológicos y medios audiovisuales sorprendentes. Nada más entrar el visitante podrá subir a más de 120 metros de altura en un ascensor donde sus pantallas le permitirán ver, con vista de águila, la Rambla con una visión de 360 grados. También se podrá visitar a las estrellas más actuales como lo son Rosalía, Billie Eilish, Adele o Taylor Swift. Y, por si no era suficiente, también podrá viajar al universo desde una estación espacial en la que podrá observar la Tierra y, mediante unos paneles táctiles, ver cómo se forman los diferentes fenómenos meteorológicos a su gusto en el planeta.

Un icono como Copito de Nieve, atractivo del museo.

/ Jordi Cotrina

Se recupera una de las instalaciones de ocio más emblemáticas de la ciudad con un enfoque moderno e innovador para posicionarla como un referente internacional. Pero no se quedará ahí ya que el museo está conceptualizado para irse renovando constantemente con nuevas figuras y actividades para todos los públicos. "Nuestra intención es que cada año se renueve, añadiendo espacios y figuras nuevas, buscar el máximo atractivo para estar en constante movimiento y atraer al público, que sea un museo muy vivo", comenta Ángel Díaz, director de negocio del proyecto.

Recuperar La Rambla

El museo, situado en el corazón de la ciudad desde hace 50 años, no ha querido olvidar sus raíces y ha hecho una clara apuesta por estrechar la vinculación con su entorno, la Rambla, y la ciudad de Barcelona y promover este lugar como un espacio de ocio familiar de referencia. "Queremos que el museo vuelva a ser parte de la vida de los ciudadanos, hacia ya años que los barceloneses lo habían olvidado. Es más antes se hablaba de unos 200.000 visitantes que en la actualidad pasaron a ser solo 80.000, nuestra intención es volver a esas cifras".

Noticias relacionadas

Picasso, sentado delante de su emblemática obra 'Guernica'.

/ Jordi Cotrina

Una de las propuestas principales es la colaboración con otros espacios culturales de la zona, como serian el Aquàrium de Barcelona o los diferentes museos ya existentes en la zona. Esta colaboración pretende potenciar el interés y crear planes accesibles para fomentar las visitas. "Desde la dirección estamos llevando un plan de márketing muy potente, nuestra intención es recuperar la Rambla del pasado, aquella en la que paseaban los vecinos", sentencia el director creativo del proyecto, Toni Cruz.

Temas

Turismo