tradición adaptada

Barcelona tendrá feria de Reyes con un 40% menos de oferta

El tradicional montaje de la Gran Via abrirá del 18 de diciembre al 6 de enero con 157 puestos

Feria de Reyes del año pasado en la Gran Via.

Feria de Reyes del año pasado en la Gran Via. / ROBERT RAMOS

Se lee en minutos

El Periódico

Para alegría sobre todo de los más pequeños, la tradicional feria de Reyes volverá este año a la Gran Via aunque en una versión reducida, con un 40% menos de su oferta habitual. El ayuntamiento ha anunciado este martes que podrá llevarse a cabo con garantías de adaptación a la actual situación sanitaria.

La popular feria se montará del 18 de diciembre al 6 de enero en los tramos que van de Muntaner a Rocafort. En este año de pandemia contará con un total de 157 paradas, que se dispondrán atendiendo a distancias entre grupos de stands. También se instalarán barreras de separación para las personas (tipo catenaria) y se habilitarán sentidos únicos de circulación de las personas. Un equipo de agentes cívicos controlará aforos y se instalarán dosificadores de gel hidroalcohólico a las entradas de cada tramo.

El espacio quedará abierto desde las 10.00 hasta las 21.00 horas en los laterales de la Gran Via, con distintas zonas para cada tipo de artículo. Los puestos de juguetes serán 57 y estarán ubicados entre las calles de Urgell y Muntaner.  Los 69 de productos tradicionales y regalos varios se situarán entre Calàbria y Urgell. En el caso de la artesanía, habrá 20 tiendecitas entre Rocafort y Calàbria. Por último, las 11 churrerías se distribuirán por toda la feria.

La Feria de Reyes se suma a las tradicionales ferias de Navidad en la ciudad que ya están en marcha, como la de Santa Llúcia, hasta el 23 de diciembre con un total de 121 paradas, y la de la Sagrada Família, que acoge una cincuentenas.

Te puede interesar

Este año, de forma excepcional, el ayuntamiento ha querido apoyar a los feriantes y garantizar la viabilidad y la celebración de las ferias navideñas por su carácter tradicional. Con ese fin, ha acordado la exención fiscal de las tasas que habitualmente graban este tipo de eventos en el espacio público