SUCESO EN EL EIXAMPLE

Batlle pide un debate sereno sobre el uso de las pistolas Taser

El teniente de alcalde de Seguridad dice que se "revisarán protocolos" por "el hecho excepcional" del disparo de un policía municipal a un sintecho

Asegura que no se puede actuar "en caliente" ante las peticiones de algunos sindicatos y del PP a favor del uso de este tipo de armas por los agentes municipales

Lugar donde la Urbana disparó a un hombre, poco después de los hechos.

Lugar donde la Urbana disparó a un hombre, poco después de los hechos. / MANU MITRU

Se lee en minutos

El Periódico / Barcelona

El teniente de alcalde de Prevención y Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, se ha postulado este mediodía a favor de un "debate sereno y no en caliente" sobre la introducción de las pistolas eléctricas Taser por la Guardia Urbana. Ese debate ha surgido de forma inmediata al suceso del pasado sábado en que un agente del cuerpo hirió de gravedad de un disparo a un sintecho en el paseo de Sant Joan para repeler un presunto intento de agresión con una navaja. Algunos sindicatos policiales y el grupo municipal del PP se han postulado a favor de este recurso de las armas eléctricas como mecanismo de intervención. En ese sentido, Batlle ha recordado que en el caso de los Mossos d'Esquadra, solo el jefe de turno de cada comisaría de distrito puede utilizarla en una situación de extrema emergencia.

Tras su primera valoración del suceso el mismo sábado por la noche, Batlle se ha mostrado tremendamente cauto en su interpretación de una situación que ha calificado como "un hecho excepcional". Algo de tal gravedad que, ha explicado, lleva a una lógica revisión de los protocolos policiales, "cuando los resultados no son los deseados". Si en su primera valoración dijo que el sintecho "se abalanzó" sobre el agente que le disparó, este mediodía ha sido más comedido y se ha referido a la necesidad de "un análisis de las circunstancias" a la espera de las diligencias de los Mossos, que han asumido como policía judicial la investigación del suceso.

14.751 asistencias en el 2020

Te puede interesar

Batlle ha insistido continuamente en que no quiere "entrar en especulaciones" antes de que se aclaren todas las circunstancias y sí ha recordado que a lo largo de este 2020 la Guardia Urbana ha hecho 14.751 asistencias a personas que viven la calle. Una cifra que convierte al cuerpo, según el teniente de alcalde de Prevención y Seguridad, en el que "más interacciona" con un colectivo tan vulnerable. Después del incidente, la entidades que trabajan con este colectivo han pedido más formación a la policía sobre cómo tratar a los 'sintecho'.

El concejal también ha recordado en su rueda de prensa que el agente -un cabo de la Guardia Urbana- que disparó a Marjan, el sintecho de nacionalidad húngara que se halla ingresado en el Hospital de Sant Pau, está en "servicio activo, pero no operativo".