TRABAJOS EN LA VÍA PÚBLICA

Aterrizaje suave de las obras de la Diagonal, con circulación lenta a ratos

Las obras del colector de la avenida provoca su corte entre Aragó y Roger de Llúria

Vallas en la Diagonal por las obras del colector.

Vallas en la Diagonal por las obras del colector. / RICARD CUGAT

Se lee en minutos

Toni Sust

Circulación lenta en algunos tramos y algunos horarios, retenciones más o menos puntuales en algunos momentos. Las obras de ampliación del colector de la Diagonal, iniciadas este lunes, han dejado cortada la avenida entre la calle de Aragó y la de Roger de Llúria. Una operación que asusta con solo mencionarla, por lo relevante que resulta la vía.

Los trabajos llevan menos de 48 horas en curso, la Diagonal fue cortada la tarde del  lunes, y por ahora el impacto está siendo menos dramático de lo que el ayuntamiento hubiera esperado. En algo influye que por  las calles de la ciudad circulan ahora menos coches que antes de la pandemia. Y quizá también la prudencia a la que llevó el temor a que la ciudad quedara colapsada llevó a algunos conductores a alejarse de la zona conflictiva.

La Diagona, cortada por obras, este lunes. / RICARD CUGAT

Los itinerarios alternativos a la Diagonal para los conductores son la calle de Aragó o Mallorca, para los vehículos que circulen en sentido Llobregat. Los que se desplacen en sentido Besòs, desde el tronco central de la Diagonal son desviados obligatoriamente por Rosselló y los que entren a la Diagonal por el lateral, desde el paseo de Gràcia, tendrán que bajar por Pau Claris para ir a buscar la calle de València.

La bicicleta y el coche

Por ejemplo, el martes, una barcelonesa, Marta, fue en bicicleta desde Francesc Macià al tramo cortado. Y comprobó cómo al final de su trayecto había llegado antes que un coche en el que reparó al iniciar su camino. Es decir,  a mediodía del martes, la circulación era muy lenta en el sentido Besós de Diagonal, con un solo carril para el vehículo privado y uno para el autobús. Este miércoles, a eso de las 10, la circulación era fluida.

Según el consistorio, el martes se registró una afluencia especial de vehículos de las 9 a las 9.30 y una fluidez considerable en las franjas habitualmente de menos circulación. Donde ayer se registró más densidad fue en Diagonal entre Muntaner y Balmes, tanto entre las 9 y las 9.30 como entre las 11.30 y la una de la tarde. También hubo densidad entre las 7.30 y las 9.30 en la zona de Aragó con Independència y entre las 8.30 y las 9.00 en la Diagonal entre la avenida de Sarrià y Pius XII en sentido Llobregat.

Te puede interesar

Menos coches por la pandemia

Uno de los factores que debería ayudar a evitar el colapso es el ya citado: desde que empezó la crisis sanitaria ha bajado la circulación. Según datos municipales, comparando el tráfico de febrero pasado con el actual, entre las siete y las 10 de la mañana, el martes había un 10,7% menos de circulación en Barcelona. Por zonas, un 9,7% menos en los accesos de Barcelona y un 13,5% menos en el interior de la ciudad.