TRANSPORTE SEGURO

TMB busca erradicar el acoso sexual en el metro y el autobús

Las medidas a implementar contemplan mejorar la iluminación, aumentar los agentes de seguridad, apostar por un hilo musical relajante e incorporar la videovigilancia en todos los servicios

Más agentes y cámaras para evitar agresiones a mujeres en el metro de Barcelona. Así lo ha explicado la presidenta de TMB, Rosa Alarcón. En la foto, dos mujeres en la estación de Passeig de Gràcia de Barcelona. / FERRAN NADEU / VÍDEO: EUROPA PRESS

1
Se lee en minutos
Natàlia Farré

El 21,6 % de las mujeres que utilizan el transporte público de la ciudad se han sentido alguna vez acosadas. Tal cual. Así que desde Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), ante esta problemática, lo que han decidido es “mirarla de frente y solventarla para que las mujeres puedan viajar lo más seguras posibles”. Palabra de Rosa Alarcón, presidenta de TMB y concejala de movilidad de Barcelona. El resultado es la puesta en marcha de un plan de prevención del acoso sexual en el metro y el autobús. De momento, lo presentado este mediodía es el compromiso de la empresa para erradicar estas conductas y un protocolo que deberá trabajarse entre TMB, el ayuntamiento, la diputación y los colectivos de mujeres. El texto definitivo, al igual que el presupuesto que se destinará a la iniciativa, se presentará en marzo.

Noticias relacionadas

En el metro, las medidas incluyen aumentar la presencia de agentes de seguridad, también de ‘mossos’ y policía local; mejorar la iluminación de vestíbulos, andenes y pasillos; apostar por un hilo musical que relaje y no induzca a la agresividad, e incorporar cámaras de videovigilancia en los convoyes (los nuevos trenes de la línea 5 ya las llevan) conectadas con el centro de control del suburbano. Las medidas previstas en los autobuses son las mismas, además de asegurar la visibilidad de las marquesinas y establecer un sistema de paradas bajo demanda en las rutas periféricas o de mayor desprotección para las mujeres.

A nivel corporativo, TMB contempla realizar auditorías de género, mejorar las funcionalidades de las aplicaciones móviles para poder pedir ayuda, y la formación del personal con contacto más directo con los usuarios a nivel de prevención, detección y protección contra el acoso sexual. También habrá una campaña informativa y de sensibilización para evidenciar prácticas invisibilizadas por normalizadas. Pues el plan de TMB no solo persigue los comportamientos legalmente punibles, sino todo aquello que se considera violencia machista al no ser desaseado por las mujeres e incomodarlas, sea un tocamiento fortuito o una palabra soez.