Investigación interna

Sancionados cuatro antidisturbios por golpear a un joven en el Raval

Uno de los 'mossos' ha sido suspendido de empleo y sueldo y los otros tres han sido apartados del servicio

La policía catalana pedirá que se detenga el proceso judicial abierto contra la víctima, que además fue arrestada y denunciada

Contundencia policial en Barcelona.

Se lee en minutos

Guillem Sànchez / Toni Sust

Los Mossos d'Esquadra han suspendido cautelarmente de empleo y sueldo al agente de la ARRO de Barcelona que agredió al joven Ignacio Andrés Fernández Carreño el pasado 14 de noviembre en la calle de Nou de Dulce, del Raval. También ha apartado del servicio a otros tres agentes de la misma unidad por su actuación en estos hechos. Según fuentes policiales consultadas por este diario, el cuerpo catalán solicitará además formalmente al juzgado que instruye este caso –la víctima terminó siendo arrestada y denunciada por un delito de atentado a agente de la autoridad– que se detenga el proceso judicial abierto contra Carreño. 

El joven fue retenido en esta calle, cerca de la Ronda de Sant Antoni, por el grupo ARRO al circular después del toque de queda. Informó a los policías de que estaban regresando a casa pero acabó siendo golpeado y derribado de una patada por el agente suspendido y sujetado por otros tres agentes. La secuencia fue captada por vecinos con su teléfono móvil. Los policías aseguraron que, antes de esa encontronazo, Carreño había propinado una patada a los antidisturbios –así lo recogieron en el atestado policial– que no aparece en la grabación. El joven fue detenido y salió en libertad con cargos al día siguiente, tras pasar a diposición judicial. 

Te puede interesar

La Divisió d'Afers Interns (DAI) de los Mossos abrió una información reservada y este lunes los responsables policiales han notificado que la investigación interna considera que tal patada no existió y que se trata de una falta muy grave –en el caso del agente que lo golpea– y grave en el de los otros tres agentes apartados del servicio. 

El proceso judicial que sí seguirá adelante ahora es el del propio Carreño, que presentó una denuncia en sentido contrario por estos hechos, tal como avanzó EL PERIÓDICO. La víctima, de origen chileno y respaldado Fedelatina (Federación de Entidades Latinoamericanas de Catalunya), cuenta además con el testimonio de sus dos amigos, Félix y Daniel. Ambos recuerdan bien lo que sucedió. Contó Daniel a este diario que Fernández le dijo al 'mosso' que poco antes un latero se había ido corriendo tras robarles cinco euros. Y que el agente se enfureció y le contestó: "¿Eres adivino? ¿Sabes lo que pasa en la calle de ahí?", para a continuación, darle "dos bofetadas" y "hacer que volar contra el suelo". Y explicó que el mosso dijo entonces: "Que sea la última vez que tu a mí me dices algo". Daniel añadió asimismo que otro agente le susurró amenazas a Fernández, que le golpearon la cabeza contra el suelo. Y que varios agentes taparon a su colega para que nadie pudiera grabar lo sucedido.