01 dic 2020

Ir a contenido

PROYECTO CIENTÍFICO

Barcelona, finalista para ser sede del Centro Europeo de Predicción Meterológica

La candidatura de la capital catalana ha pasado la primera fase de selección para acoger este organismo

El Periódico

Tromba de agua en el barrio barcelonés del Eixample.

Tromba de agua en el barrio barcelonés del Eixample. / MANU MITRU

La candidatura de Barcelona ha superado este viernes la primera fase de selección y ya es finalista para acoger el Centro Europeo de Predicción Meteorológica a Plazo Medio (ECMWF, en sus siglas en inglés), una agencia intergubernamental dedicada a elaborar predicciones globales. Este organismo fue creado en 1975 y está integrado por 22 estados miembros y otros 12 asociados, la mayoría europeos. La candidatura de la capital catalana es un proyecto impulsado conjuntamente por el Ayuntamiento de Barcelona, el Gobierno central y la Generalitat. La votación final para escoger sede se realizará el próximo 9 de diciembre.

Al conocer la decisión, el teniente de alcalde Jaume Collboni elogió el buen trabajo conjunto realizado por el equipo de la candidatura y aseguró que el hecho de que Barcelona figure entre las opciones finalistas para acoger este organismo es “una señal de cómo la ciudad mira al futuro”. “La crisis del covid no nos para y no dejaremos de atender la realidad del día al día, pero no renunciaremos tampoco a trabajar para la Barcelona del día siguiente del covid”, afirmó. La noticia de la selección de la ciudad para la siguiente fase, precisó, es una buena noticia porque “atrae a compañías globales e instituciones que aportan ocupación de calidad, y también valor y relevancia”, factores claves para el relanzamiento de la capital catalana.

Pilares estratégicos

La candidatura de Barcelona se fundamenta en una serie de pilares estratégicos: una ciudad con alta calidad de vida y conectada con el mundo, un ecosistema científico- universitario y de innovación potente; una amplia oferta de escuelas internacionales, un mercado de trabajo dinámico para profesionales cualificados y un edificio que puede albergar hasta 400 personas, entre otros aspectos. Estos pilares, según el consistorio, son los que asegurarán la continuidad del trabajo del Centro Europeo de Predicción, la retención del talento y la expansión de su ámbito de actuación e influencia científica y geopolítica.

La sede de este organismo se encuentra en Reading (Reino Unido) y cuenta con más de 360 trabajadores de 30 países. En el 2017 se abrió un segundo centro en Bolonia (Italia), en la que se instaló un centro de supercomputación de datos propio. Su misión es facilitar a los servicios meteorológicos nacionales (en España, la AEMET) información las 24 horas del día durante toda la semana. La entidad opera dos programas Copernicus de la Unión Europea (plan de observación de la tierra), el CAMS (Monitorización de la Atmósfera Terrestre) y el C3S (cambio climático). El ECMWF cuenta con un presupuesto anual de 110 millones de euros.