COLECTIVOS VULNERABLES

Los servicios sociales de Barcelona amenazan con un parón tecnológico

Los tres sindicatos de los trabajadores piden más recursos al ayuntamiento frente a la crisis por la pandemia

Los funcionarios denuncian estar "desbordados" y denuncian una exposición innecesaria frente el virus

Larga cola ante la estación del Nord de Barcelona para el reparto de alimentos el pasado 16 de mayo, en pleno confinamiento.

Larga cola ante la estación del Nord de Barcelona para el reparto de alimentos el pasado 16 de mayo, en pleno confinamiento. / JORDI COTRINA

Se lee en minutos

E. Colell

"Los equipos están desbordados y el trabajo social se desdibuja. ¿Hasta dónde y hasta cuándo podremos sostener el dolor de nuestras vecinas si no tenemos futuro que ofrecer, si no hay dignidad en lo que hacemos?". Este es solo un fragmento de la carta que los tres sindicatos que representan los trabajadores de los servicios sociales de Barcelona han mandado al Instituto Municipal de Servicios Sociales. Piden más medios para las familias que atienden, y también para los trabajadores porque, dicen, están más expuestos a la pandemia pero también a problemas psicològicos. Si no tienen una respuesta del ayuntamiento en una semana, amenazan con un parón tecnológico.

Comisiones Obreras, CGT y la Intersindical CSC, los tres principales sindicatos que representan los trabajadores de los servicios sociales de Barcelona amenazan con un parón de la atención telemática el jueves de la semana que viene. Es la respuesta que avaló el 75% de la asamblea realizada el lunes 10 de noviembre, donde particparon 259 personas, siempre según los datos de los sindicats.

Estos trabajadores no tan solo denuncian el aumento de personas que necesitan el apoyo de los servicios sociales, debido a la crisis social por la pandemia y del que, dicen, ha "desbordado todas las previsiones". En realidad, aseguran, "llevamos años alertando de lo que ahora ha estallado", porque dicen, la red de servicios sociales primarios no tiene en cuenta la desigualdad de cada barrio, sinó que se basa en la igualdad en cada distrito. 

Te puede interesar

Además, aseguran que la pandemia les está exponiendo a más riesgos laborales. Denuncian una insuficiente limpieza del material y las sedes de los servicios sociales, riesgos psicológicos para los trabajadores, y lamentan que las herramientas para trabajar desde sus casas, en caso que hayan llegado, lo han hecho tarde. Y por ello advierten que si en una semana el Ayuntamiento no les dota del 100% de herramientas para hacer teletrabajo, apagarán sus pantallas y dejaran de hacer su trabajo.

Piden también más personal en los servicios sociales que trabajan en los barrios más desfavorecidos, contrataciones de psicólogos, más fondos para ayudar al pagar el alquiler o para tener más pisos de alquiler social para las familias, además de que el consistorio les pague complementos por las horas de más o la pressión que estan viviendo.