ULTIMÁTUM

Chefs y empresarios de la restauración de Barcelona acorralan al Govern para reabrir este viernes

La primera línea del sector, de Ferran Adrià a Jordi Cruz, deploran las restricciones que están hundiendo a miles de negocios

Gremio y operadores pactan exigir la reactivación con el máximo de seguridad, pero interiores, terrazas y barras operativos

Joan Roca comenta la complicada situación que vive la restauración por la pandemia / FERRAN NADEU / VÍDEO: EFE

Se lee en minutos

Patricia Castán

Ferran Adrià, Jordi Cruz, Joan Roca, los hermanos Torres o a Carme Ruscalleda les encanta hablar de comida, de creación culinaria o de su colección de estrellas Michelin. Pero este martes, los únicos ingredientes sobre la mesa eran la indignación, el miedo a la ruina y la incredulidad ante el trato que ha recibido la hostelería catalana durante la pandemia, denuncian. La primera línea de la gastronomía barcelonesa, unos 70 profesionales reunidos, entre chefs y empresarios de grandes grupos, ha dicho "basta" a la "criminalización del sector" y ha acorralado al Govern exigiendo que autorice la reapertura de la restauración este viernes. Las alternativas son el cierre definitivo para muchos negocios, o la idea que sumaba adeptos durante el encuentro: abrir sin permiso.

Encuentro del sector, con los representantes del Gremi de Restauració y Adrià en primer plano / FERRAN NADEU

El Gremi de Restauració de Barcelona, organizador de la insólita movilización en el Hotel Majestic, ha desaconsejado incumplir la normativa vigente, pero la alineación magistral ha dado un "puñetazo sobre la mesa" para apretar las tuercas a la Generalitat ante la sombra de 15 días más de prórroga en los cierres de bares y restaurantes. La patronal ha consensuado una serie de medidas para a retomar la actividad: "Hacemos un llamamiento al Govern para que rectifique, se siente a negociar y establezca un escenario de lucha compartida contra el covid-19 y la crisis económica", ha dicho Roger Pallarols, su director. 

"El sector no puede cerrar 15 días más. Hay que buscar soluciones intermedias. La mayoría de locales son seguros y podemos hacerlo incluso mejor"

Joan Roca

Chef

A distancia, en una misma gran sala, los participantes han avalado reclamar a las 'conselleries' de Salut, Empresa i Coneixement y de Interior la reactivación de los negocios, tanto en espacios interiores al 50% de aforo y con mesas a 1,5 metros de distancia, como en terrazas sin limitación de aforo ampliando la separación de mesas, e incluso en barras con taburetes. El colectivo propone contar con todos los servicios, incluidas las cenas, con un cierre máximo a las 23.00 horas, así como implementar la higiene de manos y toma de temperatura a la llegada. Incluso un registro de clientes si se da el consentimiento.

Chefs catalanes se reúnen para analizar la incidencia del cierre por la pandemia en la restauración. / FERRAN NADEU / VÍDEO: EFE

El chef Fermí Puig, que considera "histórico" el "paso adelante dado por la hostelería", cree que se trata de medidas "prudentes y adecuadas" para afrontar los rigores sanitarios y permitir que la actividad económica no se hunda. "Lo importante es abrir ya, porque hay miles de trabajadores al borde de la miseria". Y ha lamentado las "medidas de país rico con recursos de país pobre".

"Tenemos medidas de país rico con recursos de país pobre. Podemos irnos a la ruina en cuestión de días"

Fermí Puig

Chef y empresario

Te puede interesar

El televisivo Jordi Cruz (Àbac), Roca, Ruscalleda y Adrià se han sumado al clamor por la "reapertura inmediata", una opción que algunos no descartaban por la vía unilateral. Roca ha pedido a las autoridades "consensos para soluciones intermedias" que compatibilicen la seguridad ciudadana y la actividad empresarial, asegurando la "mayoría de locales son seguros" y que aún lo pueden "hacer mejor". Cruz ha clamado que no "dejen morir" a este pilar de la economía local, mientras que Adrià (maravillado por el éxito de convocatoria) ha calificado de "dramática" la situación que viven, y Oriol Castro (Disfrutar) ha advertido de posibles "cierres significativos" a corto plazo. Para Javier de las Muelas y otros muchos, el Govern no puede utilizar el 'take away' y el servicio a domicilio como escudos, ya que muchos establecimientos no pueden optar a ellos, ni les sirve de flotador.

El colectivo ha abogado por más ayudas económicas de la Generalitat (cuyas aportaciones están muy por debajo de las de otras comunidades), ampliación de carencias y plazos de los créditos ICO, y mejoras en el pago y cobertura de los ERTE. Al final, aplauso unánime con Albert Raurich, Carles Gaig, Raül Balam, Silvia Hofmann, José Maria Kao, Xavier Pellicer, Joan Junyent, Moncho Neira, Isidre Gironés, Artemi Nolla, Josep i Pere Monje y otros muchos pilares del sector.