Detenido un vecino del Raval tras intentar bloquear un posible narcopiso

Los Mossos piden a los vecinos que no se tomen la justicia por su mano

Las plataformas vecinales cuestionan su colaboración futura con los agentes

La vivienda que ha sido okupada, y que, según los vecinos es un narcopiso. 

La vivienda que ha sido okupada, y que, según los vecinos es un narcopiso.  / Manu Mitru

Se lee en minutos

Elisenda Colell

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un activista del Raval por atentar contra los agentes de la autoridad, mientras intentaba junto a otros vecinos del barrio bloquear la entrada de un piso ocupado. Los residentes sostienen que en esta vivienda, ubicada en el número ocho de la calle de Santa Elena, un grupo de traficantes vendía droga y causaba alboroto. Dicen "no entender" la "contundencia y agresividad" policial y algunas plataformas se cuestionan si deben seguir colaborando con la policía tras este conflicto. Los Mossos, sin embargo, responden que los vecinos no se pueden tomar la justicia por su mano. 

La noche del pasado viernes los vecinos de esta finca de la calle de Santa Elena descubrieron que un piso del edificio, según ellos ocupado por narcotraficantes, estaba vacío. "Tanto la puerta del edificio como la del piso estaban destrozadas. Había quedado vacío y los vecinos estaban hasta el gorro de toda la situación, así que avisaron a las entidades del barrio para bloquear de nuevo la entrada de estos traficantes y allí nos hemos presentado por la mañana", cuenta Iñaki García, veterano activista del Lokal del Raval. Tras un llamamiento a través de las redes sociales, varias entidades se han agolpado este sábado a la puerta de la vivienda para intentar impedir una nueva ocupación.

A mediodía, uno de los inquilinos se ha presentado en la vivienda en plena 'operación bloqueo'. Los vecinos, asustados, han llamado a los Mossos d'Esquadra, que se han personado allí a las 12.50 horas. Según cuenta la plataforma Acció Raval, el supuesto traficante ha aducido que él había ocupado el piso, que aquella era su vivienda y ha negado ser un narcotraficante. Los Mossos le han permitido quedarse en el piso, y han pedido a los vecinos que abandonaran el lugar. Al no hacerlo, un vecino ha sido detenido por atentado contra los agentes de la autoridad, y cuatro más han sido identificados. "Se lo han llevado a rastras, lo de hoy ha sido excesivo y violento, no nos esperábamos esta respuesta por parte de los Mossos, pensábamos que estaban del lado de los vecinos y no de los narcos", que queja Ángel García, miembro de Acció Raval. 

"Yo no soy traficante ni tomo drogas" responde a este diario J. A. G., que se identifica como el inquilino del piso ocupado que se ha presentado esta mañana. El hombre se queja de la actitud de los vecinos y las entidades del barrio, y responde que hace apenas un mes que ocupa este domicilio. "Sé que antes había un chico marroquí que tomaba muchas drogas e invitaba a algunos amigos, pero yo no lo hago", asegura. 

Los vecinos avisaron en julio

Según Cordero, los vecinos ya alertaron en julio a los Mossos d'Esquadra sobre la presencia de narcotraficantes en esa vivienda que, afirman, es propiedad del fondo buitre Cerberus.  Los vecinos explican que avisaron a la policía comunitaria del barrio, en tanto que el fondo buitre no denunciaba la ocupación ni el tráfico de drogas. Precisamente ayer el ayuntamiento advirtió este fondo porque otra vivienda de su propiedad ubicada también en el Raval, es un narcopiso. "Estos traficantes eran muy violentos. Las peleas y los robos eran habituales en esta finca donde se vendía droga", agrega Cordero. 

Noticias relacionadas

Cooperación en entredicho

Un contacto, el de la policía de barrio, que vienen desarrollando en los últimos años los vecinos del Raval y los agentes para poder atajar el problema de los narcopisos. "Esto no nos lo esperábamos, nos estamos planteando si seguimos colaborando con la policía porque lo que no puede ser es que en algunos casos nos pidan ayuda para tapiar narcopisos, y que cuando nosotros actuamos nos respondan con esta violencia", se queja Cordero. "Si es un narcopiso, los vecinos deben usar la vía policial y judicial, no se pueden tomar la justicia por su propia mano", responden desde el cuerpo.