27 nov 2020

Ir a contenido

EQUIPAMIENTO SANITARIO

El pleno del ayuntamiento pacta el impulso de la ampliación del Clínic

Los grupos aprueban por unanimidad la propuesta de JxCat de crear un grupo de trabajo con todos los agentes implicados en el proyecto

El Periódico

Entrada principal del Hospital Clínic, en la calle de Villarroel.

Entrada principal del Hospital Clínic, en la calle de Villarroel. / ÁLVARO MONGE

El pleno del ayuntamiento ha acordado este viernes por unanimidad, y a propuesta de JxCat, la creación antes de un mes de un grupo de trabajo que garantice la ampliación del Hospital Clínic y que incluya a todos los actores implicados: administraciones, entidades vecinales, colectivos de profesionales y grupos políticos. El objetivo es consensuar una propuesta que facilite el futuro del centro y que traspase mandatos y legislaturas con el fin de poder concluir la ampliación antes de 10 años y, por lo tanto, antes de que el centro pierda la posición de liderazgo que ostenta.  

Nadie duda de la necesidad de ampliar el Clínic, pero el centro lleva años pendiente de un proyecto de crecimiento reiteradamente encallado, como muchos otros en una ciudad con querencia a eternizar sus reformas. Mientras, las urgencias sobreviven en un espacio provisional que lleva años siendo definitivo, las especialidades y servicios están repartidos en diferentes ubicaciones, y la innovación, investigación y docencia están fragmentados, ergo, lo dicho, su ampliación, bautizada como el Nou Clínic, es incuestionable. El primer intento data del 2006. Entonces se firmó un convenio con la Generalitat que preveía una permuta de espacios y en el 2009 se anunció la ampliación del hospital por donde hasta entonces estaba el histórico parque de bomberos del Eixample, en la calle de Provença. Los bomberos fueron trasladados, el parque derruido y hoy en día el solar sigue vacío y el Clínic sin crecer. 

El proyecto actual de ampliación pasa por ocupar la Escola Industrial, un plan complicado tanto por la desconfianza de los vecinos del Eixample Esquerra que no quieren perder una de sus pocas zonas verdes, tampoco el hospital, como por la  burocracia que implica la participación de tres administraciones (ayuntamiento, Generalitat y Diputación), además, el recinto es patrimonio histórico, lo cual tampoco facilita el trabajo. De ahí, de las particularidades de todos los agentes en juego, la petición de un grupo de trabajo que pacte la ampliación del Hospital Clínic de forma consensuada para llevarla a cabo lo antes posible.