28 nov 2020

Ir a contenido

ACUERDO ENTRE ADMNISTRACIONES

La Generalitat invertirá 52 millones en seis años en mejoras en colegios públicos de Barcelona

La medida persigue compensar la desinversión del Gobierno catalán en la ciudad en la última década

Toni Sust

La escuela pública Entença de Barcelona,  en junio pasado.

La escuela pública Entença de Barcelona,  en junio pasado. / MANU MITRU

La crisis del 2008 llevó a la implantación de políticas de austeridad en las administraciones, sin excepción. En Catalunya, el Gobierno de la Generalitat cerró los grifos en muchas áreas, y uno de esos ámbitos fue el de su aportación a Barcelona en cuatro materias en las que comparten consorcios: sanidad, política social, vivienda y educación. La cantidad de dinero que el Govern dejó de invertir en la capital catalana en esos años se conoce como deuda ciudadana.

Este miércoles, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el conseller de Educació, Josep Bargalló, han comparecido para anunciar un acuerdo que persigue paliar la deuda de ciudad en el apartado educativo. El Govern, han anunciado Bargalló y Colau, invertirá 52 millones de euros entre este año y el 2026 en obras de reforma, arreglo y mejora en centros educativos públicos (obras RAM).

El 'conseller' ha recordado que es habitual que la Generalitat cierre acuerdos con consistorios sobre esta cuestión. “Durante años en Barcelona ha pasado lo contrario y es el ayuntamiento quien ha asumido estas obras. No era equitativo para Barcelona”. Según el consistorio, en el periodo 2016-2019, de las arcas municipales salieron 86 millones para obras RAM, el 88% de su coste total, en tanto que la Generalitat asumió el pago de 11,8 millones, el 12% restante. 

Calendario

La inversión anual acordada de la Generalitat en educación en Barcelona está fijada en 3,5 millones, cantidad que seguirá llegando y que se verá complementada entre este año y el 2026 con una aportación global de los citados 52 millones para obras que se distribuirán en el tiempo de la siguiente manera: 500.000 euros este año; 3,5 millones en el 2021; 9 millones en el 2022; 9 millones en el 2023; 10 millones en el 2024; 10 millones en el 2025, y 10 millones en el 2026. Cabe recordar que la proporción prevista de inversión educativa en la ciudad es de un 60% para el Govern y de un 40% para el ayuntamiento.       

“En Barcelona compartimos responsabilidades, y hacemos el máximo de esfuerzo para tener servicios de calidad y atender derechos como el de la educación, y creemos que hay que darle el máximo de recursos, luchar contra la desigualdad pasa por una escuela pública de calidad. Hemos ido más allá de lo que nos tocaba, y agradezco el reconocimiento del 'conseller'”, ha afirmado Colau. La alcaldesa ha celebrado que el acuerdo “empiece a revertir” el desequilibrio inversor. En el acuerdo presentado por Colau y Bargalló, el consistorio se compromete a mantener una inversión anual de 15 millones de euros en obras RAM.

En la capital catalana hay 236 centros educativos de titularidad pública gestionados por el consorcio a los que asisten más de 100.000 alumnos. Todos son candidatos a beneficiarse de los recursos del acuerdo de inversión.