barcelona

El Hotel Arts arrasa en la subasta de la mayoría de locales comerciales de su entorno

Algunos operadores de restaurantes y discotecas del frente marítimo ejercerán su derecho preferente a igualar las ofertas de la propiedad del hotel

Los recursos por presuntas irregularidades no han evitado la puja de los 26 lotes, que en algún caso han triplicado precio de salida

Pacha, uno de los locales subastados, donde los empleados se concentraron hace meses para evitar el cierre.

Pacha, uno de los locales subastados, donde los empleados se concentraron hace meses para evitar el cierre. / JORDI CORTRINA

Se lee en minutos

Patricia Castán

Las previsiones se han hecho realidad y la propiedad del Hotel Arts (Archer Hotel Capital) ha arrasado hoy lunes a golpe de talonario en la subasta de los locales comerciales de su entorno, propiedad del Estado. La lluvia de recursos previa no ha evitado finalmente que la puja se celebrase en la delegación de Hacienda de Barcelona, donde los fondos financieros propietarios del hotel de lujo han barrido sobre el papel las ofertas del resto de operadores. Se han adjudicado provisionalmente 24 de los 26 lotes por 78 millones de euros. El precio de salida de todos ellos sumaba 68,3, que al final se han convertido en 93,3 millones recaudados por el Estado. En juego estaban el casino y las discotecas Pacha, Catwalk y Bestial. No obstante, algunos han avanzado a este diario que ejercerán su derecho preferente como actuales arrendatarios de los negocios.

Hacerse con estas piezas era un objetivo estratégico para la propiedad del célebre hotel, pionero en llevar la máxima categoría a la primera línea de mar, pero al que faltaba una conexión físical con el litoral. Por eso, desde que se supo que el Ministerio de Hacienda optaba por sacar a subasta estos bienes (cuya concesión preolímpica de 30 años había finalizado), se convirtió en el primer postor, con muchos más recursos que los propios operadores que ahora los están explotando. Estos tienen por ley opción de compra preferente, por lo que durante un mes pueden igualar las ofertas más altas. Algunos de ellos afirman que en la actual coyuntura de cierre por la pandemia carecen de músculo económico para poder hacerlo, pero otros están dispuestos a llegar hasta el final para conservarlos. Es el caso por ejemplo del grupo Costa Este, que tiene intención de mantener Pacha por ser un puntal de su estructura empresarial, igualando lo ofertado hoy por la competencia, explican a este diario. 

Los lotes adjudicados provisionalmente al Arts ascienden a 78 millones de euros

Cabe destacar que los cotizados espacios pasarán a ser de propiedad y con licencias que cotizarán a precio de oro, ya que no dependerán de concesiones temporales como hasta ahora. Y recordar que otros establecimientos restaurantes-discoteca (Opium, Shoko, Carpe Diem, Agua) habían quedado este verano finalmente fuera de la subasta, como avanzó EL PERIÓDICO. Su alquiler y actividad se han prorrogado por un máximo de cinco años, supuestamente para pasar después a otros usos ciudadanos, como la ampliación del CSIC. De ese modo, el futuro ocio del litoral podría limitarse a los locales ahora en venta, multiplicando por tanto su valor.

Ofertas disparadas

Hacienda ha informado esta tarde de que la adjudicación de estos paquetes se ha saldado con 93,3 millones de euros. Los disputados por Archer Hotel Capital y que incluyen al casino, terrazas, restaurantes, tiendas y discotecas, iban del 3 al 26, aunque los tres últimos eran plazas de aparcamiento. Pero los dos primeros tampoco están exentos de polémica, porque se trata de una gasolinera y el MacDonalds de la zona, calificados de equipamientos, según ha denunciado el grupo municipal de ERC. Para los republicanos, el Ayuntamiento de Barcelona ha permitido esta jugada a cambio de facilitar otras operaciones urbanísticas en las que está implicado el Gobierno central. No obstante, el concejal de Presidencia Jordi Martí ha lamentado lo sucedido: "No comparto lo sucedido, que ha enfadado incluso a los otros operadores". Pero ha insistido en los preacuerdos alcanzados con otras piezas del litoral.

Te puede interesar

Los poderosos fondos inversores ABP (holandés), GIC (fondo soberano de Singapur) y Host Hotels & Resorts (EEUU) son propietarios de la inversora hotelera Archer Hotel Capital, dueños del edificio del Arts, que gestiona la cadena Ritz-Carlton. Mediante sobres cerrados hasta el 7 de octubre, abiertos hoy en la subasta, y a través de la firma Hotel Villa Olímpica SA habían ofertado el mínimo o precio de salida por espacios (como el casino, por 18,4 millones) que ya ocupaban ellos y sin competidores, a pagar a plazos. En cambio, han doblado y hasta triplicado precio de partida, ofreciendo pago al contado, para hacerse con el resto. Es el caso del restaurante Moncho's Marina (absurdamente dividido en dos lotes que sumaban 5,2 y por los que el Arts ha ofertado más de 8, o la discoteca Pacha, que estaba tasada en 6,5 dividida en dos lotes y por la que ha pujado a 13. Por la discoteca Catwalk, en los bajos del hotel y que partía de 2,9 millones, ha ofrecido 9. También ha doblado con creces el precio del Bestial, con licencia de 'disco' y restaurante, ofertando la misma suma. 

Fuentes de los operadores que han tratado de adquirir los negocios que han gestionado en los últimos 30 años en régimen de alquiler denuncian que los recursos contencioso-administrativos y de alzada interpuestos para evitar la puja hayan sido ignorados en un proceso que "favorecía claramente al hotel, creando los lotes a la carta", señalan. Desde el Arts han rehusado a hacer declaraciones y enfatizado que es la propiedad del inmueble quien ha hecho la operación. La polémica se ha avivado porque el acceso a la sala de subastas tenía un acceso muy reducido (supuestamente por el covid-19) que han copado los ofertantes y ha dejado fuera a entidades vecinales y prensa.