23 oct 2020

Ir a contenido

GESTIÓN DE LA PANDEMIA

Colau pide el cierre del CIE de la Zona Franca por un positivo en coronavirus

Un informe de la Agència de Salut Pública confirma que es imposible aislar a las otras 80 personas encerradas

El CIE reabrió el pasado 6 de octubre con 81 personas recién llegadas de Argelia en patera vía Mallorca

Helena López

Imagen de archivo del CIE de la Zona Franca.

Imagen de archivo del CIE de la Zona Franca. / ELISENDA PONS

El Ayuntamiento de Barcelona ha solicitado de nuevo este viernes el cierre del CIE de la Zona Franca, en esta ocasión tras la detección de un positivo en coronavirus entre las 81 personas internas, dada la imposibilidad para aislar al resto de internos. "Estas personas deben salir del CIE de la Zona Franca, por su salud, por la de todos los trabajadores del lugar y por la salud comunitaria. No es un lugar seguro y no podemos permitir que esto acabe en un nuevo foco de rebrote", ha señalado la concejala de Salud, Gemma Tarafa, quien ha subrayado que es imposible garantizar la seguridad dentro del equipamiento, según un informe técnico de la Agència de Salut Pública redactado tras una reciente visita a las polémicas instalaciones. 

El concejal de Derechos de Ciudadanía, Marc Serra, ha insistido en que cuando el consistorio ha tenido conocimiento del citado informe y de la gravedad de estas conclusiones han elaborado una queja al juzgado de control asignado al CIE. "No es el primer caso de positivos en un CIE del estado. Esta cuestión ha sido ya tratada en varias ocasiones. Hay, además, jurisprudencia, como un auto muy reciente de Las Palmas, del 8 de octubre, en el que indica una pauta que tendría que ser un referente. En este auto el juez pide que se desaloje y cierre el CIE de Las Palmas por un motivo de salud pública, igual que se hizo durante el estado de alarma", detalla Serra, quien espera que en las próximas horas el juez de Barcelona tome la misma decisión.

Solo cuatro habitaciones de aislamiento

Serra ha precisado que las 81 personas que hay en el centro son personas que acaban de llegar a España procedentes de Argelia vía Mallorca, donde llegaron en patera. Ninguna de ellas ha cometido ningún delito en España ya que acaban de llegar y a todas ellas, según explican, se les hizo un PCR en Mallorca que salió negativo, con lo que se presume que la infección se produjo en el interior.

El CIE tiene una capacidad para 120 hombres y 30 mujeres. La ocupación actual, del día 6 de octubre, en el que se reabrió el equipamiento pese a la carta pidiendo que no se hiciera enviada a Interior por la alcaldesa de Barcelona y el alcalde de València, es de 81 personas. El equipamiento solo dispone de cuatro habitaciones de aislamiento preventivo individual. El resto son habitaciones compartidas, actualmente ocupadas por tres o cuatro personas, que comparten, además, lavabo y duchas.

Sin médicos por la noche

El informe elaborad por el servicio de epidemiología del del Observatorio de Salud Pública recoge también que hay dos equipos de médica/enfermera en dos turnos de mañana y tarda de ocho de la mañana a diez de la noche. Las noches, de 10 de la noche a ocho de la mañana, quedan sin cobertura. El equipo está contratado por una empresa subcontratada y si es necesario hacer una derivación la ha de autorizar un juez. Lo mismo sucede si se han de hacer analíticas o pruebas. 

Los internos se ubican en dos módulos, el A y el B, totalmente independientes. El en módulo A hay 41 personas y el B, 40, siendo una de ellas positivas y siendo imposible cuarentenar a las otras 39, todas ellas consideradas contactos estrechos dada la convivencia dentro del módulo.