25 oct 2020

Ir a contenido

BALANCE DELINCUENCIAL

Los Mossos elevan a casi 200 la cifra de ladrones reincidentes en Barcelona

El 'Pla Tremall' activado en junio ha permitido a la policía catalana reunir más carga de prueba y lograr más medidas cautelares

Robos y hurtos caen un 30% y un 60% en un estío marcado por la anormalidad del covid-19

Guillem Sànchez

Agentes de los Mossos y de la Guardia Urbana en un operativo en el Port Olímpic la madrugada del 22 de agosto. 

Agentes de los Mossos y de la Guardia Urbana en un operativo en el Port Olímpic la madrugada del 22 de agosto.  / JOAN MATEU

Los Mossos d’Esquadra han identificado este verano en Barcelona a 188 personas que viven de cometer hurtos y robos violentos. Es una cifra que suma 29 nuevos autores a los 159 que comunicaron a finales de julio. Este colectivo ha sido arrestado 300 veces y dos de sus integrantes encabezan la clasificación con 15 y 13 arrestos, respectivamete. El recuento se lleva a cabo desde el pasado 1 de junio, fecha de activación del 'Pla Tremall' para neutralizar a los considerados ladrones 'multirreincidentes', cuyos delitos repercuten de forma decisiva en la percepción de la seguridad. Más en un contexto como el actual, sin turistas y sin carteristas temporeros desplazados de otras capitales europeas, que propicia que los ladrones autóctonos más hiperactivos acaben protagonizando la mayoría de tentativas y que estas, además, recaigan siempre sobre víctimas locales. La pandemia de covid-19 lo ha cambiado todo. 

En el verano del 2018 los robos violentos y los hurtos se dispararon en Barcelona. La tendencia al alza siguió escalando el estío siguiente, cuando los ladrones agresivos crecieron un 30%. Los Mossos diseñaron durante el invierno pasado un plan específico para combatir este repunte. Y entonces llegó el virus. Los hurtos han descendido un 60% y los robos violentos un 30% el presente verano. Sin embargo, esta correlación de hechos no necesariamente ha disminuido la sensación de inseguridad: como todas las víctimas son locales, el impacto que genera cada delito es mucho mayor. No es lo mismo que roben violentamente a un turista que regresa bebido a su hotel –un suceso que pasa desaparecibido para la ciudad– que una anciana a plena luz del día sufra el asalto de un grupo de 'cadeneros' que la tiran al suelo de un tirón. Una consecuencia no menor de esto último es que las víctimas locales, a diferencia de las extranjeras que están aquí solo de vacaciones, no se olvidarán de lo sucedido y se personarán en el proceso judicial que cristalizará en condenas penales, el modo más efectivo de retirar de la circulación a los multirreincidentes. En definitiva, hay menos delitos pero estos tienen más impacto en la percepción de la seguridad. El 'Tremall' es un plan que se adapta al nuevo escenario. 

El 'Tremall'

"No es solo un dispositivo", subraya Ignasi Teixidó, número dos de la región policial de Barcelona en declaraciones a este diario. "Es una forma de trabajar coordinada para averiguar quiénes son, dónde duermen y por dónde actúan los multirreincidentes". Como la red de pescador que le da nombre y que sobrepone tres mallas para capturar a sus presas, el 'Tremall' reúne a tres perfiles distintos de agentes: uniformados de seguridad ciudadana –las patrullas regulares–, de paisano del Grupo de Delincuencia Urbana e investigadores que trabajan desde los despachos. Sobre estos últimos recae la responsabilidad de analizar los datos recabados y de redactar la documentación que terminará en manos de la fiscalía o del juez que deban decidir si piden o no su ingreso en prisión cada vez que sean detenidos. Aportar una ficha actualizada y detallada del expediente que acumula cada habitual es el objetivo final del plan. Durante el verano del 2019 solo uno de cada dos ladrones violentos ingresó en prisión preventiva. Este 2020, el porcentaje de encierros que han decretado los juzgados se ha doblado

Los investigadores también se están haciendo cargo de redactar atestados más detallados en otros supuestos: si la víctima que ha sufrido un robo es vulnerable, si los sospechosos han actuado coordinadamente en grupo o se ha ejercido un exceso de violencia. En todos estos casos, además de cuando los robos han sido perpetrados por multirreincidentes, el 'Tremall' intenta dejar claro cómo actúan al pasar a disposición judicial. 

Identificación de un sospechoso la madrugada del pasado 22 de agosto /JOAN MATEU

Los multirreincidentes

Los Mossos cuelgan la etiqueta de "multirreincidente" si un autor a lo largo de los últimos seis meses ha sido detenido 7 veces por hurtos, 5 veces por robo violento o 7 veces por hurto y/o robo violento. "Consideramos que si en el último medio año ha sido arrestado dentro de esa frecuencia reúne las características necesarias para ser seguido de cerca porque posiblemente la cifra real de delitos que ha cometido sin ser sorprendido por la policía sea muy superior". El perfil que consta en la base de datos policial es el de un hombre de 29 años de edad. Aunque no pasa desapercibido un colectivo mucho más joven sin antecedentes y que ha entrado en poco tiempo en el radar del 'Tremall'. 

Ser etiquetado como "multirreincidente" implica que cada vez que cualquier agente de la ciudad identifique o arreste a alguien de esa condición, debe informar a los investigadores. Ello permite asimismo dibujar el mapa de la delincuencia de la ciudad. Es una labor que el intendente admite que sería imposible sin la mejora del sistema informático y de los refuerzos de agentes que han supuesto las últimas promociones, que han aportado casi 500 nuevos policías en dos años –actualmente hay 2.705 mossos destinados a la ciudad–.

El mapa de la delincuencia entrega a los mandos policiales los puntos de la ciudad que más requieren más prevención. A lo largo del verano, con frecuencia semanal, se han desarrollado dispositivos junto a la Guardia Urbana de Barcelona y el Cuerpo Nacional de Policía en zonas problemáticas incluidos en el 'Tremall'. La policía estatal se ha sumado a estos operativos para comprobar si algunos de los ladrones habituales identificados por mossos y urbanos se encuentran en situación irregular, una decisión que responde al objetivo de abrir expedientes de expulsión únicamente a los 'simpapeles' que hayan cometido delitos. 

La newsletter del director

Recibe en tu correo el análisis de la jornada de la mano del director de elPeriódico.com, Albert Sáez. 

Suscríbete