28 oct 2020

Ir a contenido

UN MUERTO Y UNA HERIDA

El accidente mortal de la palmera en la Ciutadella desconcierta al Ayuntamiento

El consistorio no halla una causa en la primera inspección y cierra el parque durante tres días para revisar el resto de datileras

El tronco se ha roto por la parte superior y sin que consten agentes externos al árbol que hayan podido provocarlo

Guillem Sánchez

La parte superior de la palmera que, el martes pasado, se desplomó en el parque de la Ciutadella causando una víctima mortal.

La parte superior de la palmera que, el martes pasado, se desplomó en el parque de la Ciutadella causando una víctima mortal. / SERGI CONESA

La rotura de una palmera que ha matado a un hombre de 41 años y ha herido a una mujer de 27 años este martes por la tarde en el parc de la Ciutadella ha desconcertado a los responsables de Parcs i Jardins del Ayuntamiento de Barcelona. El árbol, una palmera datilera de entre 10 y 15 metros de altura, se ha fracturado por el tercio superior y ha aplastado a la víctima sin que mediara ningún agente externo conocido: el viento soplaba a una velocidad de 40 km/h. La primera inspección que han llevado a cabo técnicos municipales no ha hallado en el tronco ninguna explicación: no había presencia de escarabajo picudo rojo ('morrut' en catalán) y el tejido estaba "vivo", en palabras de Frederic Ximeno, gerente de Parcs i Jardins.

El aviso del trágico suceso ha entrado a las 15.10 horas y la primera de las cinco ambulancias que ha enviado el Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM) ha llegado a las 15.16 horas. Según el responsable territorial, Quim Ríos, enseguida se ha confirmado que las lesiones que presentaba el fallecido eran "incompatibles con la vida". El cuerpo se encontraba bajo el trozo de árbol seccionado, la copa. El accidente ha ocurrido cerca del lago de la Ciutadella.

La mujer herida "menos grave" ha sido trasladada a un hospital. En principio, no consta relación alguna entre ambos afectados y tampoco es posible averiguar si el finado se encontraba sentado en uno de los bancos, completamente destrozado por el impacto. La palmera, antes de romperse, tampoco estaba inclinada y ello hace todavía más difícil comprender lo sucedido.

El Ayuntamiento ha enviado muestras del tronco a un laboratorio para tratar de averiguarlo y ha decretado el cierre total del parque durante tres días. Ese tiempo se invertirá en revisar todas las palmeras del recinto. Aunque la inspección que se llevará a cabo deberá ser obligatoriamente distinta a la contemplada en el plan de riesgos del consistorio. Según el propio Ximeno, la palmera del siniestro había superado el examen bianual que se practica a los 230.000 árboles de la ciudad –entre los que se cuentan 10.000 palmeras– a finales del 2018. Es decir, no había caducado la vigencia de la última revisión. Y algo todavía más inquietante, según el propio Ximeno, es que este árbol habría superado sin problemas el control habitual si se le hubiera practicado un chequeo 24 horas antes de romperse. En otras palabras, los mecanismos actuales no sirven para prevenir un suceso como el de este martes. 

El confinamiento de los jardineros

Durante los casi tres meses de confinamiento forzoso por la pandemia de covid-19, los empleados de Parcs i Jardins no trabajaron. O mejor dicho, no realizaron las tareas de mantenimiento de la flora urbana. Algunos sí se incorporaron voluntariamente para dar apoyo a los servicios más urgentes que llevaban a cabo los cuerpos de emergencia, como los Bombers o la Guardia Urbana de Barcelona. Al retomar la normalidad, tras el estado de alarma, lo primero que hicieron estos funcionarios "fue actualizar el plan de riesgo para comprobar el estado de árboles que llevaban más de dos años sin revisión". "Actualmente no queda ninguno fuera del control bianual", ha subrayado Ximeno.

La vegetación de Barcelona presenta todavía un aspecto descuidado en rotondas o terrenos de césped precisamente por este motivo: las cuestiones estéticas se han dejado para más adelante, lo prioritario era ponerse al día con las inspecciones de árboles.

La alcaldesa, Ada Colau, ha expresado su pesar por la muerte de un ciudadano en la Ciutadella.

Los grupos municipales de la oposición del Ayuntamiento de Barcelona han pedido explicaciones a Colau. En distintos mensajes en Twitter, el portavoz de ERC en Barcelona, Jordi Coronas; la líder de JxCat, Elsa Artadi; la presidenta de Cs, Luz Guilarte, y la concejal de BCN Canvi, Eva Parera, han exigido esclarecer "lo más pronto posible" las causas.