30 sep 2020

Ir a contenido

Los mercados municipales de Barcelona tendrán control de aforo con cámaras

El ayuntamiento ha hecho una prueba piloto en cuatro recintos y extenderá la monitorización a otros 39

El recuento automático de las entradas y salidas permitirá garantizar las distancias de seguridad en su interior

Patricia Castán

Los mercados de Barcelona instalan cámaras para controlar el aforo. / ÀNGEL GARCÍA / VÍDEO: EUROPA PRESS

Tecnología avanzada al servicio del comercio más tradicional de Barcelona. Es una consecuencia más de la era poscovid-19, que ha llevado a la ciudad a ensayar en cuatro mercados municipales la instalación de cámaras cenitales que permiten un control riguroso de la afluencia a estos puntos de venta. Tras constatar su éxito como medida de seguridad sanitaria, el ayuntamiento ha anunciado su implantación en toda la red de toda la ciudad

El sistema permite el recuento de entradas y salidas que garantiza no sobrepasar el aforo considerado de seguridad en estos equipamientos municipales, que en pleno confinamiento contaron con una media de 38.000 visitas diarias en los 39 alimentarios. El ayuntamiento ha destacado hoy martes que las cámaras situadas en el techo de las zonas de acceso registran los volúmenes de personas mediante un recuento del número de cabezas, pero "sin posibilidad de enfocar los rostros". El sistema informa en directo mediante un algoritmo a unos monitores conectados a la red, de modo que una vez se alcance el aforo máximo un semáforo indica que hay que cerrar el paso durante un tiempo. 

Entrada en verde

El personal de seguridad de los mercados se encargará de controlar que la entrada solo se produzca con los semáforos en verde. Esta fórmula se ha ensayado durante semanas en los recintos de Sarrià, Sants, Encants de Bellcaire (solo desde seis accesos) y Abaceria, al que se ha sumado Sant Antoni en julio. Ahora, se ampliará a toda la red local hasta octubre (un total de 43 recintos), aunque quedarán pendientes los proyectos y ejecución en la Boqueria y el resto de entradas de los Encants, debido a su especial estructura sin puertas. En total serán 260 cámaras con 125 pantallas de seguimiento en la ciudad, visibles desde puntos de control y desde una aplicación que facilite la supervisión de los responsables de cada mercado.

Aunque desde la pandemia los mercados han multiplicado sus ventas online, con reparto a domicio o la recogida rápida de pedidos, la compra presencial sigue siendo fundamental para muchos clientes. Desde el inicio de la crisis sanitaria se implementaron medidas preventivas, tanto en protocolos de higiene como distancias de seguridad y aforo, pero las estimaciones de afluencia son muy complejas en algunos equipamientos.

Las nuevas cámaras no solo permiten mejorar la prevención de contagios, sino que posibilitarán tener un conocimiento más riguroso de las visitas a los mercados, las zonas más concurridas y la circulación de clientes según días y franjas horarias.