21 sep 2020

Ir a contenido

efectos de la pandemia

Gràcia vivirá una fiesta virtual y sin ningún acto presencial

Las restricciones por el coronavirus obligan a celebrar una edición para "disfrutar" por internet o por televisión

La programación prima la cultura y espectáculos online y prescinde de ornamentaciones en las calles

Patricia Castán

Actuación durante el pregón de inicio de las fiestas de Gràcia 2019.

Actuación durante el pregón de inicio de las fiestas de Gràcia 2019. / ÀNGEL GARCIA

De puertas adentro en cada hogar. Así se vivirá este año la insólita fiesta de Gràcia 2020 reducida a una forzosa versión virtual a causa de los rebrotes del coronavirus. El ayuntamiento y la Fundació Festa Major de Gràcia han organizado finalmente una edición casi futurista, en tanto en que por un año desaparecen el calor de la fiesta, las multitudes, la hermandad del barrio y el colorido de sus calles. En su lugar se preserva el contenido cultural en forma de actuaciones y espectáculos para seguir por internet o por televisión, del 15 al 21 de agosto, previo pregón retransmitido también.

El concejal del distrito, Eloi Badia, ha explicado hoy viernes que durante meses han tenido que contraprogramar en diversas ocasiones el formato de la fiesta en función de las cambiantes restricciones sanitarias. De la normalidad de principios de años cuando muchas comisiones de calle ya comienzan a fraguar sus montajes, a la irrupción de la crisis en marzo e incluso la esperanza en junio de que pudiera haber una versión 'light' y con aforos reducidos, más de barrio y menos de ciudad. Pero los últimos repuntes del covid-19 han chafado todos los planes y provocado una 'fiesta' para vivir desde la pantalla. Sin riesgo de contactos, euforias ni contagios.

Sin visitar el distrito

"Todos" los actos que se celebren tendrán un escenario virtual. Badia ha enfatizado el mensaje de que esta es una fiesta "para disfrutar desde casa" esté uno en su domicilio o de vacaciones. Que nadie se sienta tentado a curiosear por Gràcia porque no encontará sarao ni calles vestidas. La decoración será "simbólica" en alguna calle, balcón o entrada, visitable virtualmente. Pese a que durante el confinamiento hubo vecinos que se afanaron en trabajar en diversas manualidades con la esperanza de que llegase a haber decoraciones, finalmente ese material tendrá que aguardar a otra edición.

Para la presidenta de la fundación, Carla Carbonell, la decisión final de no anular las fiestas y optar por ese formato virtual reivindica que "la cultura no se para y también es salud". De ese modo, el pistoletazo de salida el día 14 a las 19.00 horas será un pregón que homenajea el papel del personal sanitario durante la pandemia, protagonizado por la doctora anestesista vinculada al Hospital de l'Esperança y vicepresidenta del Col·legi de Metges de Barcelona, Elvira Bise; la enfermera doctora adjunta a la dirección del pabellón del Guinardó, Xènia Sist; y la enfermera del CAP Vila de Gràcia, Maite Fabregat. Sus palabras se podrán escuchar por el canal oficial de Youtube de la fiesta o por Betevé.

Ese mismo canal será el vehículo para seguir a partir de entonces actuaciones musicales de distintos géneros (de la rumba al jazz), con artistas diversos, como Meritxell Nedderman, Son de Gràcia, Andrea Motis, Les Anxovetes, The Milkers y otros. También espectáculos de circo, y para niños (cuentacuentos, teatro, títeres y demás); documentales sobre la fiesta mayor, cápsulas de contenido histórico sobre el distrito y su celebración. Todo ello con criterios inclusivos y sensibilidad de género, ha destacado Carbonell. Numerosos espacios de Gràcia, públicos y privados, han participado en las grabaciones.

Los más adictos a la fiesta mayor incluso se podrán descargar una aplicación (APP 360º de la Festa Major de Gràcia) para pasear virtualmente por calles ornamentadas en anteriores ediciones. Y hasta comprar la camiseta de las fiestas.

La nota solidaria la pondrá una gran recogida de alimentos para el Rebost con el que llevan semanas ayudando a las familias más necesitadas. 

Temas Fiestas