28 sep 2020

Ir a contenido

LA CONTRA

Un ateneo para salvar el bar de siempre

El Línea Uno, el bar nocturno más antiguo de Santa Coloma, vira tras el covid hacia una comunidad cultural local

Manuel Arenas

Aleix Perarnau, propietario del bar Línea Uno de Santa Coloma de Gramenet, en su local, este lunes 3 de agosto.

Aleix Perarnau, propietario del bar Línea Uno de Santa Coloma de Gramenet, en su local, este lunes 3 de agosto. / MANU MITRU

El covid-19 no ha tenido piedad ni con las instituciones legendarias como el Línea Uno, a sus 37 años el bar nocturno más antiguo de Santa Coloma de Gramenet, santuario al que los puretas y viejos rockeros colomenses respetan más que a cualquier otra autoridad competente.

Ya antes de la pandemia el local pasaba por una "situación económica delicada", cuenta Aleix Perarnau, propietario que lleva casi 22 años en "el lado incorrecto de la barra". Pero una semana antes del estado de alarma llegó la que, sumada al parón de estos meses por el virus, fue la estocada definitiva: Perarnau recibió la noticia de que debía cambiar la instalación eléctrica y no podía afrontar la derrama. 

Pero "en la desesperación encontramos la solución", apunta Aleix. Si como modelo de negocio está obsoleto, pensó, quizás sí pueda funcionar como comunidad con socios que impulse el talento local, algo que siempre había hecho de forma algo anárquica; un ateneo en el que artistas locales -entre ellos los de la asociación Santako Music, parte del proyecto- y bar no vayan por separado, sino que los primeros formen parte del núcleo de decisiones del segundo.

Dicho y hecho. Se juntaron un grupo de amigos, crearon una página web con el lema 'Reobrirem el Línea' y, a razón de una cuota mensual de 20 euros, en un mes han congregado a unos 25 socios que se prevé que a finales de agosto puedan ser unos 40. "Ahora nos hacen falta 7.000 euros para empezar las obras. Si no llegamos, pediremos un préstamo, pero la idea es abrir sí o sí, pase lo que pase, aunque empecemos con formato reducido", afirma Aleix, quien tilda de "muy emocionante" la respuesta hasta ahora: "Me ha llamado gente que no venía en años; ¡incluso se ha hecho socio un antiguo compañero que vive en Suiza!".

Conciertos en el salón de casa en tiempos de pandemia

El coronavirus ha puesto de manifiesto la importancia de que los negocios, especialmente los anclados a una cultura local, tengan una comunidad fuerte que los sostenga, y el nuevo Línea Uno tiene intención de apelar a ello. ¿Cómo? Compaginando actividades culturales y para los socios de lunes a jueves -desde exposiciones fotográficas hasta presentaciones de libros pasando por ensayos de músicos locales- con conciertos abiertos al público de viernes a domingo, además de sumar curiosas fórmulas a su nueva ecuación.

Es el caso del 'merchandising' -camisetas, bolsas, chapas, el 'universo Línea Uno'-, pero muy especialmente, explica Aleix, la posibilidad de llevar conciertos de cantautores colomenses a casa de los socios. "Ya que ahora la gente no puede salir a explayarse, siempre que lo permita la normativa, este agosto plantearemos que se pueda contratar a artistas locales para que vayan a tocar a tu salón o a tu terraza".

Este verano, de 17.00 a 21.00 horas, de lunes a domingo, Aleix está en el local para atender a quienes quieran informarse o hacerse socios del nuevo proyecto. Lo encontrarán, como siempre, en el lado incorrecto de esa barra de 'pub' irlandés en medio del refugio que va a virar de Bar Línea Uno a Ateneu Línea Uno, una reinvención para salvar el bar de siempre.

Bar Línea Uno

Dirección. Calle de Sant Josep, 48, Santa Coloma de Gramenet.

Horarios. De 17.00 a 21.00 horas, de lunes a domingo.