01 dic 2020

Ir a contenido

sobre la crisis turística

Colau: "Lamento tener razón, hay que diversificar la economía"

La alcaldesa ha reivindicado un modelo económico para la ciudad con más capacidad productiva

Ha pedido que se convoquen elecciones autonómicas "en cuanto haya una estabilidad sanitaria"

Efe

La alcaldesa Ada Colau.

La alcaldesa Ada Colau. / EP

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha dicho este lunes que "siente mucho" el sufrimiento del sector turístico por la crisis derivada de la pandemia y ha subrayado: "Lamento tener razón pero muchos ya lo decíamos, no se puede depender de un monocultivo económico, tenemos que diversificar la economía". 

En una entrevista en Catalunya Ràdio, la alcaldesa ha reivindicado un modelo económico para la ciudad con más capacidad productiva: "Durante la pandemia hemos visto que fuera tan difícil producir algo aparentemente sencillo como una mascarilla. Es un síntoma de que tenemos que fortalecer nuestra industria en sectores estratégicos". 

En este sentido ha destacado que los fondos europeos deben servir para "acelerar transformaciones" como la digital o una reindustrialización verde y sostenible y ha dicho que Barcelona está "muy bien posicionada" en sectores como el biomédico, tecnológico, la movilidad sostenible o la rehabilitación energética. 

Sobre la movilidad sostenible, Colau, que ha negado estar en contra del coche pero considera que está "sobrerepresentado", ha vuelto a defender las medidas adoptadas en este sentido por el consistorio y ha subrayado que "no son ocurrencias personales" sino "planes de movilidad que responden a datos científicos y sanitarios". 

En cuanto a la política catalana ha pedido que se convoquen elecciones autonómicas "en cuanto haya una estabilidad sanitaria" y ha indicado que la división entre ERC y JxCat "es insostenible". 

Colau también se ha referido a los líderes independentistas encarcelados y a la revocación del régimen de semilibertad a la expresidenta del Parlament de Catalunya Carme Forcadell por parte del Tribunal Supremo, subrayando que los presos "deben poder usar sus derechos penitenciarios" y ha insistido en "resolver el tema de fondo" con la mesa de diálogo.