07 ago 2020

Ir a contenido

resolución confusa

El cierre de los gimnasios lleva a los barceloneses a hacer deporte en los aparatos de las playas

El Govern no prohibió las infraestructuras deportivas al aire libre, que siguen atrayendo a cientos de usuarios

El Periódico

Entrenamientos en las máquinas de las playas de Barcelona, este domingo.

Entrenamientos en las máquinas de las playas de Barcelona, este domingo. / MANU MITRU

La ambigüedad y confusión de la resolución del Govern que prohibe la apertura de muchos centros culturales y deportivos, lleva a paradojas como el cierre de los gimnasios en Barcelona y su área metropolitana, mientras permanecen abiertas al uso las instalaciones de maquinaria deportiva en las playas. Hoy domingo, numerosos usuarios las utilizaban pese a que cuentan con muchas menos garantías sanitarias que los clubs deportivos.

Las medidas dictadas por la Generalitat no incluyen estas infraestructuras del litoral, que siguen funcionando normalmente, según explican fuentes municipales.

Se trata de una paradoja de la normativa, como la del cierre de los cines, los teatros, los gimnasios o incluso el ocio nocturno, mientras las playas siguen muy concurridas pese a la nueva restricción de aforo de un 15% menos de usuarios. La Guardia Urbana ha tenido que cortar el acceso a algunas playas barcelonesas este fin de semana para evitar las aglomeraciones.

Y aunque las máquinas para entrenarse en el litoral se mantienen abiertas, la policía local tuvo que cerrar ayer temporalmente una de ellas donde algunos usuarios estaban realizando un mal uso de los aparatos, señala el ayuntamiento. Posteriormente, fue desprecintada.

Instalación de playa en Barcelona cerrada este domingo por unas horas / MANU MITRU