27 sep 2020

Ir a contenido

LAS LIMITACIONES

Barcelona proponía mantener el acceso a los comercios sin cita previa

El consistorio planeaba una lista de medidas similar pero menos restrictiva que la anunciada por el Govern

El Periódico

Una terraza repleta en el paseo de Sant Joan cuando reabrieron a finales de mayo, durante la fase 1.

Una terraza repleta en el paseo de Sant Joan cuando reabrieron a finales de mayo, durante la fase 1. / MANU MITRU

El Ayuntamiento de Barcelona era partidario del grueso de medidas anunciadas este viernes por el Govern ante la constatación del repunte de contagios del coronavirus, si bien existen algunos matices entre la lista que manejaba el consistorio y lo que finalmente ha sido anunciado.

Así, el gobierno de Ada Colau abogaba por vetar el ocio nocturno en discotecas y bares musicales, así como para mantener las terrazas abiertas hasta las 23.00, con una limitación de los restaurantes de un 50% de su aforo interior. 

Según la lista del ayuntamiento, a la que ha tenido acceso este diario, este también defendía restringir las reuniones de más de 10 personas, la única prohibición estricta que ha anunciado el Ejecutivo catalán, y que está pendiente del aval judicial. En lo que difería la propuesta municipal era esencialmente en que no apostaba por limitar el acceso a comercios si no existe cita previa, como ha advertido el Govern con la excepción de los comercios que venden alimentos.

Gimnasios y bodas

El consistorio proponía cerrar los centros deportivos, con la excepción del uso por parte de profesionales siguiendo criterios de seguridad y protección, y no aludía a la clausura de cines y teatros. En la lista figura la propuesta de permitir el aforo del 50% en las bodas, con un máximo de 50 asistentes, pese a que eso colisiona con que en el documento también figure la iniciativa de vetar reuniones de más de 10 personas.