29 oct 2020

Ir a contenido

Un mosso fuera de servicio arrebata el hacha a un atracador en Sant Martí

El agente, que vio el asalto al bar desde la calle, entró y se abalanzó sin ayuda sobre el ladrón

Un vídeo muestra cómo el policía actúa sin esperar ayuda cuando el ladrón amenaza a la camarera

Óscar Hernández

Un mosso libre de servicio desarma a un atracador armado con un hacha en un bar de la calle Fluvià, 210, esquina con Concili de Trento, Barcelona. / EL PERIÓDICO

Candidato a medalla. Seguro. Un mosso d'esquadra libre de servicio ha conseguido este mediodía reducir a un atracador que, armado con un hacha, amenazó a una camarera para llevarse el dinero de la caja registradora y de las máquinas tragaperras. El agente, tal y como se ve en un vídeo, decide tirarse sobre el ladrón, quitarle el hacha y lo inmoviiza en el suelo hasta la llegada de sus compañeros utilizando únicamente sus manos. 

La espectacular y limpia intervención ha tenido lugar en un bar de la calle Fluvià, 210, en el barrio barcelonés de Sant Martí de Provençals, a las 12.45 horas de este domingo. Un vídeo grabado por un testigo permite ver como el ladrón empuña un hacha y ordena a una camarera que le de el dinero de la caja del bar y de las máquinas.

A la carrera y gritos

La camarera, que ha conseguido salir a la terraza, ve al hombre tan alterado que decide entrar de nuevo en el local. En el momento en que parece que el ladrón se abalanza hacia ella esgrimiendo el hacha, se ve a otro hombre que entra corriendo en el bar y se tira encima del atracador mientras se escuchan los gritos de los testigos.

Al instante se ve al ladron en el suelo, ya desarmado, y con el corpulento policía encima, que le obliga a darse la vuelta, mientras le tuerce el brazo para inmovilizarlo. "¿Habeis llamado ya?", grita a los clientes del bar para confirmar que estos han telefoneado  al 112 y que la ayuda está en camino.

"Pon el hacha en la mesa"

El agente, que según ha podido saber este diario pertenece al Grupo Regional de Motos de la Metropolitana de los Mossos d'Esquadra, muestra un total dominio de la situación y hasta se percata de que un testigo ha cogido el hacha. "Eh, tú. El hacha la quiero ahí. Encima de la mesa", le ordena mientras mantiene bajo sus rodillas inmovilizado al atracador. El espontáneo entra y deja el hacha en el suelo, una prueba importante en la causa policial y penal contra el ladrón.

Fuentes de los Mossos d'Esquadra confirmaron que el agente actuó por propia iniciativa al ver la camarera en peligro. La unidad de motoristas a la que pertenece el mosso suele ser siempre la primera en llegar a las urgencias en via pública y por tanto es un equipo de primera intervención. Añadieron que el detenido por el atraco es una persona española de 56 años, que pasará a disposición judicial. Antes de la detención, propinó un golpe con el hacha a una de las máquinas tragaperras.