13 ago 2020

Ir a contenido

Barcelona inspeccionará edificios del Besòs ante la sospecha de aluminosis

Algunas fincas sufrieron daños por el temporal 'Gloria' a principios del 2020

El Periódico

Una plaza del barrio del Besòs.

Una plaza del barrio del Besòs. / ALBERT BERTRAN

El Ayuntamiento de Barcelona ha iniciado los trabajos para inspeccionar edificios del barrio del suroeste del Besòs "sospechosos de aluminosis" y que sufrieron daños por el temporal 'Gloria' a principios de 2020.

Lo ha explicado este viernes en una rueda de prensa la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, y el concejal de Sant Martí, David Escudé, que han enmarcado la actuación en un programa de regeneración urbana de la zona.

Sanz, según recoge Europa Press, ha afirmado que ya han estudiado el tipo de edificios que hay en el barrio y que las inspecciones permitirán conocer sus patologías y las intervenciones que se tendrán que hacer en ellos para paliar las deficiencias.

Paralelamente, el Ayuntamiento impulsará obras en los edificios que necesiten obras urgentes, y también publicará una convocatoria específica de ayudas a la rehabilitación que priorizará aquellas fincas que sufren aluminosis.

Inspecciones en 46 comunidades

Estas primeras actuaciones, las rehabilitaciones previas y la campaña de inspecciones, están dotadas con un presupuesto de 2,15 millones de euros, y se ha impulsado en el marco del Plan de Barrios, en una superficie de 32 hectáreas, con una población de 24.660 habitantes y 94 edificios.

El diagnóstico se hará a partir de un muestreo de comunidades y en un año prevé inspeccionar 46 comunidades, que sumen 1.215 viviendas, en un muestreo que representa el 23% del parque total de viviendas de la zona que se prevé regenerar.

Protecto de largo recorrido

"Se trata de un barrio de gran interés para el urbanismo de la ciudad. Hace falta darle importancia en este proyecto, que es de largo recorrido y se basa en la colaboración público-privada", ha destacado Sanz.

La concejala también ha pedido "un plan de Estado de rehabilitación" que facilite las inversiones en el sector, que ve como una oportunidad para la reindustrialización del país y para modernizar el parque de viviendas de la capital catalana.