14 ago 2020

Ir a contenido

PROGRAMACIÓN AVANZADA

Ya es Navidad en el Ayuntamiento de Barcelona

La concejala Ballarín presenta el festival navideño que será "epicentro" de las fiestas en la plaza de Catalunya

El consistorio eleva la subvención de la iluminación de los ejes comerciales de 550.000 a 950.000 euros

Toni Sust

Recreación del escenario que acogerá el Festival de Navidad en la plaza de Catalunya en diciembre.

Recreación del escenario que acogerá el Festival de Navidad en la plaza de Catalunya en diciembre. / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

A este verano extraño, con calor pero sin turistas, en el que la sensación de haber recuperado la libertad de circulación convive con el temor de que en unos meses nos vuelvan a encerrar, le faltaba una nota distinta, un toque exótico, otro punto de vista. Y ha llegado este viernes: a media  mañana de un 3 de julio, el Ayuntamiento de Barcelona ha presentado su programa de actividades para la próxima Navidad.

“Quizá suene un poco extraño que empecemos a hablar de la Navidad”, ha afirmado la concejala de  Comercio, Mercados, Consumo y Hacienda, Montserrat Ballarín, al iniciar su exposición. Ballarín ha presentado la programación en solitario porque, ha relatado, el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, que debía comparecer con ella, ha sufrido “una pequeña indisposición que le ha impedido pedir”.

Ballarín ha justificado la rueda de prensa por el hecho de que en los próximos días se publicarán varias contrataciones relacionadas con las fiestas navideñas, que, según ha destacado varias veces, deben servir, en opinión del consistorio, para generar “alegría” entre la ciudadanía habida cuenta del peso de los efectos de la crisis del coronavirus: “El año ha resultado duro para todos”.

Festivales y luces

La concejala ha presentados esencialmente dos líneas de actuación. Por un lado, el Festival de Navidad, que contará con una programación cultural que prevé actos en toda la ciudad entre el 26 de noviembre y el 6 de enero y con un ciclo concreto entre el 18 y el 30 de diciembre en la plaza de Catalunya. La plaza, ha recalcado  Ballarín, será el “epicentro” de los actos de una Navidad que se han planteado para “recuperar la actividad, reactivar el comercio, potenciar la llegada de los visitantes y, sobre todo, la ilusión ciudadana”. El reto es lograr “una Navidad barcelonesa con una personalidad propia en el que todos se sientan identificados”.

La segunda línea expuesta por Ballarín va de bombillas: en lo que define como una muestra de apoyo al comercio, el ayuntamiento ha decidido incrementar la subvención que otorga a los ejes comerciales para que instalen iluminación navideña. Habitualmente, los comerciantes aportan el 50% del coste y el consistorio, el otro 50%. La subvención municipal será este año del 75%, con lo cual la suma se elevará de 550.000 a 950.000 euros.

“La iluminación tiene muchas virtudes y genera alegría”, ha dicho Ballarín, que ha detallado que en toda Barcelona el ayuntamiento invertirá en iluminación navideña 1,7 millones, un 65% más que en el 2019. Se iluminará la Gran Via, la plaza de Urquinaona, la Via Laietana y el Paral·lel, como es habitual, y Balmes y la plaza de Catalunya como novedad. También las 39 fachadas de los mercados.

Tres franjas horarias

La plaza de Catalunya contará para el festival con más de 100 actos culturales destinados a públicos de todas las edades que se programarán en tres franjas horarias: por la mañana se concentrarán los espectáculos dirigido al público infantil y familiar; las tardes serán para la música en vivo y las artes escénicas y la noche, para un espectáculo “de gran formato que se repetirá cada noche”, según precisa la documentación municipal. Habrá dos espacios en la plaza, aunque la configuración del espacio lo convierte también en un gran escenario único.

En la franja matinal las actividades de la plaza estarán vinculadas con el mundo de la literatura, la imaginación, el libro, la lectura, la ciencia, el aprendizaje, las artes plásticas, el deporte.

En la de la tarde, las actuaciones constarán de “músicas y proyectos escénicos nacidos en Barcelona representando la diversidad y la pluralidad artística de la ciudad”, siempre según el consistorio. En esta franja habrá actuaciones de 30 minutos en dos escenarios. La actuación nocturna explicará una historia de Navidad “universalmente reconocida convertida en artes escénicas”.

Aquella pista de hielo

En uno de los gestos de su etapa inicial, el gobierno de Ada Colau finiquitó al llegar a la alcaldía la pista de hielo que, por iniciativa de los comerciantes y con ayuda municipal, se erigía en la plaza de Catalunya desde el final del mandato de Jordi Hereu como alcalde y durante la etapa de Xavier Trias en el cargo. Colau instaló en lugar de la pista de hielo una feria de comercio solidario que también este año estará presente, formando un círculo alrededor del escenario del festival.