11 jul 2020

Ir a contenido

IMPULSO A UN SECTOR ECONÓMICO CAPITAL

BCN aprovecha la crisis del covid-19 para apostar por el turismo de calidad y sostenible

La promoción, liderada por Barcelona Turisme, desplegará 44 acciones para reposicionarse como principal destino urbano global de futuro

Las campañas, con un presupuesto de dos millones de euros, se desarrollarán en cuatro fases, que empezarán ahora y se alargarán todo el 2021

Natàlia Farré

Dos de los pocos turistas que estos días visitan la ciudad paseando, este martes, en bicicleta frente a la Sagrada Família.

Dos de los pocos turistas que estos días visitan la ciudad paseando, este martes, en bicicleta frente a la Sagrada Família. / JOAN CORTADELLAS

El momento es “difícil”. También “inédito”. En palabras de Jaume Collboni, primer teniente de alcalde de Barcelona. Se trata del turismo, un fenómeno tan problemático por exceso en la época precovid como problemático por defecto en la actual etapa poscovid. Los visitantes han desaparecido de la ciudad: de los 450 hoteles de Barcelona solo hay abiertos una cuarentena, y la ocupación de estos es del 10%. Una miseria para un sector, el turístico, que anualmente genera 15.000 de euros en Barcelona y que prevé una caída, en el 2020, del 60%, lo que significa entre 8.000 y 9.000 millones de euros menos, una cantidad que triplica el presupuesto del Ayuntamiento de Barcelona. Ahí es nada.

Así que Turisme de Barcelona, el consorcio público privado dedicado a la promoción del turismo en la ciudad, se ha conjurado para resituar en el mapa a Barcelona como destino y, de paso, cambiar las dinámicas que habían llevado a los residentes locales a contemplar a los visitantes foráneos más como un engorro que como una bendición económica. Para ello cuenta con un plan de promoción –de dos millones de euros de euros de presupuesto–, y con un mantra repetido hasta la saciedad: destino de calidad y sostenible, dos conceptos largamente reivindicados y ahora convertidos en objetivo. Hay un tercero, fruto de los imperativos del covid-19: destino seguro.

Controlar el relato

“Con este plan no solo explicamos Barcelona como un destino maduro, conocido y reconocido en todo el mundo, sino que, además, explicamos que Barcelona es un destino turístico seguro, de calidad y sostenible”, a juicio de Collboni.  De hecho, se trata de volver a hacer promoción, algo que la ciudad llevaba tiempo en el olvido, para controlar el relato y escoger el perfil del visitante, que Turisme de Barcelona quiere “respetuoso con la ciudad, su idiosincrasia y sus costumbres”, según Marian Muro, directora del consorcio. Y también un visitante que dé retorno económico y dejé dinero. De ahí, las campañas pensadas para el público del sudeste asiático y china, y el americano.

Los primeros serán, previsiblemente, los que antes empezarán a moverse, y son además, un público de “gran valor añadido, que valora la cultura, la gastronomía y que deja un gran gasto en la ciudad”, asegura Muro. Algo parecido a lo que ocurre con los turistas americanos: un 11,7% de la cuota de mercado con un dispendio por cápita de 92 euros diarios, una cantidad superior a la media. De ahí, los acuerdos que se están preparando con la compañía aérea American Airlines y Virtuoso, la red de agencias de viaje de lujo.  

Rebrotes de la pandemia  

Pero estas campañas no serán inmediatas, sino que se emprenderán más adelante, a partir de octubre o noviembre, no en vano el plan se estructura en cuatro fases ordenadas cronológicamente y 44 acciones (21 dirigidas al turismo urbano y 23, al de congresos) que se irán desplegando a medida que los mercados se vayan abriendo y las conexiones aéreas restableciendo, y que dependen de un condicionante incontrolable: los posibles rebrotes de la pandemia. De manera que se empezará esta misma semana con el público de proximidad y se acabará con el internacional,  durante el 2021.

La primera acción va dirigida a recuperar la confianza del consumo local. Lleva por nombre Viu Barcelona y se materializa con lo que se ha bautizado como Marketplace, una plataforma que recoge ofertas y propuestas pensadas para los residentes de Barcelona y y el área metropolitana accesible desde las páginas  Visit Barcelona y Barcelona mai  s’atura, y la aplicación CityTrips.

"Mensaje inspirador" 

La segunda fase está pensada para el público nacional y el francés (el cuarto después de españoles, estadounidenses e ingleses), los visitantes que pueden acceder a la ciudad por vía terrestre. Se pondrá en marcha en julio y además de alianzas con otras ciudades europeas y Vueling; y Turismo de Sevilla y Renfe (Barcelona, como puerta de entrada a través del AVE), contará con una potente campaña de comunicación de la que nada se explica más allá de que tendrá “un mensaje inspiracional, emotivo, auténtico, impactante y creativo”, afirma Muro.  La tercera fase arrancará a finales de agosto y tendrá como objetivo el resto de mercado europeo (41% de la cuota de mercado españoles al magen) y algún destino del sudeste asiático para recibir público chino en febrero aprovechando su Año Nuevo. Luego vendrá el resto de público internacional.

No va a ser fácil pero,  pero a juicio de Collboni: “Tenemos la capacidad, el conocimiento, la experiencia , la industria y la determinación para liderar el turismo urbano global del futuro como una destinación de calidad, sostenible y segura”.