21 oct 2020

Ir a contenido

Idea teórica para Les Corts

Unos arquitectos imaginan un enorme parque junto al Camp Nou

El estudio pide reflexionar sobre la importancia del verde en las ciudades y su escasez en Barcelona

Los diseñadores crean una montaña, para obtener vistas y ocultar el campo de fútbol, y dos lagos

Óscar Hernández

Simulación del gigantesco parque con dos lagos diseñado por los arquitectos barceloneses de On-A para el entorno del Camp Nou.

Simulación del gigantesco parque con dos lagos diseñado por los arquitectos barceloneses de On-A para el entorno del Camp Nou. / On-A

Un gran parque de 26 hectáreas en el entorno del Camp Nou. Un pulmón para la ciudad. Pero manteniendo todos los equipamientos deportivos y de servicios de la zona, en la que ahora dominan el asfalto y el hormigón. Un pequeño bosque inmerso entre la Diagonal y la Travessera de Les Corts con pequeñas montañas con vistas y dos grandes lagos que abastecerían a plantas y árboles. 

Este es la idea que han desarrollado a nivel téorico los arquitectos Eduardo Gutiérrez y Jordi Fernández, del estudio de arquitectura barcelonés On-A. Y la han materializado en un vídeo y varios 'renders' que demuestran el impacto visual que tendría esta utopía verde en la ciudad. 

Detalle del parque imaginado en los alrededores del Camp Nou. / ESTUDIO DE ARQUITECTURA ON-a

Fernández aclara que no pretenden cuestionar el proyecto del Barça y del Ayuntamiento de Barcelona para la próxima reforma del barrio sino sólo "explicar que la ciudad tiene poco verde y plantear la necesidad de crear estos espacios". En su idea, imaginan un Camp Nou inmerso en una montaña repleta de vegetación que lo oculta y desde cuya cumbre se tendrían vistas increíbles de la ciudad.  Un estadio que quedaría dentro de esa montaña artificial desde la que se extendería el parque.

Unir varios barrios

Los dos arquitectos proponen "elevar la topografía y crear un manto de bosque verde que permitiría mantener las instalaciones y el funcionamiento del estadio y otros equipamientos bajo la superficie del nuevo parque". "La nueva topografía resultante ocultaría los servicios vinculados al estadio (aparcamiento, oficinas, espacios de ocio, restauración, museo, pabellón multiusos y accesos). Y el Camp Nou funcionaría independientemente del parque", afirman en el proyecto.

A cambio, los vecinos de Padralbes, Zona Universitaria y Les Corts obtendrían un pulmón verde en el que pasear y podrían pasar de un barrio a otro en lugar de estar separados como ahora por un desierto gris de hormigón e infraestructuras. Y  se rentabilizaría una zona que sólo adquiere su máximo rendimiento cada 15 días con los partidos, que causan también molestias en el entorno. 

"Renaturalizar las ciudades"

Los arquitectos de On-A creen que el macro parque produciría 15.000 kilos de oxígeno diarios y absorbería otros 25.000 de CO2. Además, la gran masa forestal imaginada obtendría el agua, con sistemas inteligentes de riego, de dos lagos artificiales que se alimentarían de la lluvia. 

"Tenemos claro que hay que renaturalizar las ciudades y que el verde aporta innumerables beneficios para la salud, pero también es importante el azul, al agua, cuyo consumo eficiente ha avanzado muchísimo", explica Fernández. "Barcelona tiene poco verde, menos del que aconseja la OMS, y con este proyecto queremos que los políticos vean que hay formas de renaturalizar las ciudades", concluye.

Temas Urbanismo