25 oct 2020

Ir a contenido

Cinco niños por grupo

Barcelona prevé abrir las guarderías municipales del 15 de junio al 15 de julio

Los centros piden a las familias que notifiquen antes de este lunes si quieren ocupar una plaza

Educadores han protestado este viernes en la plaza de Sant Jaume al considerar inviable la reapertura

EL PERIÓDICO / ACN

La guarderia Escola Bressol Municipal Gràcia, cerrada tras detectarse un caso de coronavirus.

La guarderia Escola Bressol Municipal Gràcia, cerrada tras detectarse un caso de coronavirus. / MARÍA BÉLMEZ / ACN

El Ayuntamiento de Barcelona no prevé abrir las guarderías municipales hasta el 15 de junio y por un periodo de un mes, hasta el 15 de julio. Así lo indica una carta del gerente del Instituto Municipal de Educación de Barcelona (IMEB), Jordi Sánchez Masip, enviada este jueves a las familias de los alumnos por parte de los diferentes centros. En todo caso, los planes del Ayuntamiento de Barcelona están pendientes de aprobación del Procicat, que tiene que autorizar la reapertura en las condiciones planteadas por el consistorio, ha avanzado 'Tot Barcelona'.  Ante este anuncio, que retrasa además la idea inicial, de abrir el lunes 8, este viernes educadores de guarderías han protestado en la plaza de Sant Jaume. Denuncian la falta de comunicación con el ayuntamiento y están en contra de reabrir.

Además del calendario, la carta informa que habrá un máximo de 5 niños por grupo con un horario de 9 a 15 horas y una hora (de 8 a 9) de servicio de acogida. Según ha explicado la dirección de la Escuela Bressol Municipal Aurora, ahora los centros están recogiendo las demandas de las familias para organizar la reapertura. Así, si la idea es que abran puertas el día 15, los equipos de profesionales se tendrían que incorporar previsiblemente unos días antes.

En cualquier caso, todo está sujeto al hecho de que Barcelona pase a la fase 2 el próximo lunes y que el Procicat autorice la propuesta de reapertura.

No hay plaza para todos

La carta explica que atendidas las condiciones que afectan el número de educadoras que pueden hacer el servicio no se podrá ofrecer plaza a todos los niños matriculados. Por eso, se argumenta que habrá que establecer unos criterios. Concretamente, la nota explica que la Generalitat ha establecido como criterio de ocupación de plaza la prioridad de atención en los niños con padres que tengan que realizar trabajo presencial sin posibilidad de flexibilizarlo o de acogerse a otras medidas de conciliación.

Por eso, pregunta a las familias por su situación y si tienen interés en ocupar una plaza durante este mes. "Para poder fijar el número de grupos que podríamos poner en funcionamiento, y por tanto las plazas disponibles, necesitamos saber el número de familias que cumplen esta condición, adjuntando el documento que lo acredite", se indica.

Las familias tienen que responder a la misiva antes del lunes 8 de junio a las 14 horas. En caso de que queden plazas sobrantes, el Ayuntamiento de Barcelona tendrá en cuenta criterios de vulnerabilidad social y si se trata de familias monoparentales

Protesta de educadores en la plaza de Sant Jaume

Ante el anuncio de la apertura de las guarderías municiaples y ante lo que consideran una negativa de la Administración a atender sus demandas, el colectivo de educadoras ha organizado una concentración este viernes a las 11.00 horas en la plaza de Sant Jaume de Barcelona. Consideran, entre otros, que la apertura no es equitativa entre las familias, que no se puede garantizar las medidas de protección y que el distanciamiento físico es inviable en este colectivo.

Las escuelas de educación infantil municipales de Barcelona han denunciado "la falta de comunicación oficial con el ayuntamiento" desde que se decretó el cierre de los centros educativos, el pasado 13 marzo. Así lo ha expresado, en declaraciones a Efe, Lorena Marco, portavoz del colectivo 'Bressol Indignades', que agrupa a los 102 centros de educación infantil municipales de Barcelona, y que se han posicionado contra la reapertura este mes de junio por la "falta de seguridad y de criterios pedagógicos".

Según la portavoz, desde que el pasado 20 de mayo el 'conseller' de Educació, Josep Bargalló, presentó el plan de desescalada educativa, el colectivo ha pedido en dos ocasiones poder reunirse con la comisionada de Educación del ayuntamiento barcelonés, Maria Truñó. 

Contrarios a la apertura

A finales del pasado mes de mayo, el colectivo expresó sus inquietudes ante a la reapertura en una carta que enviaron a la alcaldesa, Ada Colau; al teniente de alcaldía de Cultura, Educación, Ciencia y Comunidad, Joan Subirats, y a la comisionada de Educación, Maria Truñó. En la carta afirmaban que "mientras el criterio principal para prevenir y proteger del virus sea la distancia física, las escuelas no deben abrir".

Lorena Marco ha afirmado indignada que "en ningún momento hemos tenido respuesta de las autoridades municipales a nuestras preocupaciones" y que toda la información que "nos ha llegado se ha basado en inconcreciones transmitidas en reuniones entre técnicos municipales y las direcciones de las escuelas".

En la carta, el colectivo argumentaba que la vuelta en junio "no responde a ningún acompañamiento emocional, ni de respeto al niño, ni a ningún modelo de escuela", y pedía "no forzar a los niños a vivir otra situación dura".

"No se trata sólo de un tema de protocolo higiénico, sino que evitar que los niños se acerquen no será posible a menos que hagamos intervenciones poco educativas o más bien, y por qué no decirlo claro, poco o nada respetuosas", añadían en la carta.

La mayoría del Baix Llobregat no reabrirá guarderías el lunes

Cornellà de Llobregat, Viladecans, Sant Boi de Llobregat, Sant Andreu de la Barca, Sant Joan Despí, Esplugues, El Prat de Llobregat o Sant Climent de Llobregat. Estos son algunos de los municipios del Baix Llobregat que no reabrirán las escuelas cuna municipales el próximo lunes cuando está previsto que el área Metropolitana pase a la fase 2 de la desescalada. Tampoco lo harán las seis guarderías de L'Hospitalet de Llobregat. En general, los municipios justifican la decisión por la carencia de demanda por parte de las familias y trabajan con el objetivo de reabrir en julio. Por el contrario, Martorell, que reabrirá una de sus tres escuelas, y Begues, son de los municipios que sí han optado para retomar la actividad en guarderías.