manifestación ultra

El Ayuntamiento de Barcelona denuncia ante la Fiscalía a seguidores de Vox por insultos homófobos

Un vídeo mostró que algunos de los manifestantes que pasaron por la calle Bailén se encararon con dos hombres que exhibían la bandera del arco iris

Un coche pasea la bandera preconstitucional durante la manifestación convocada por Vox contra el Gobierno, el 23 de mayo en Málaga.

Un coche pasea la bandera preconstitucional durante la manifestación convocada por Vox contra el Gobierno, el 23 de mayo en Málaga. / REUTERS / JON NAZCA

Se lee en minutos

Efe

El Ayuntamiento de Barcelona ha presentado este miércoles una denuncia ante la Fiscalía para que investigue si seguidores de Vox que profirieron el pasado sábado insultos homófobos a dos hombres que portaban una bandera LGTBI pueden haber cometido un delito de odio.  Así lo ha anunciado a través de un mensaje en su cuenta de Twitter el concejal de Derechos de la Ciudadanía y Participación, Marc Serra

Unos 500 vehículos marcharon el sábado al mediodía por Barcelona convocados por el partido ultraderechista en coches y motos profiriendo mensajes dirigidos a Sánchez y contra el "partido comunista chino", y algunos de ellos pusieron música militar y el himno de España desde sus altavoces. 

Un vídeo mostró que algunos de los manifestantes que pasaron por la calle Bailén se encararon con dos hombres que exhibían la bandera del arco iris y uno de ellos llegó a subirse al capó del vehículo para insultar e intimidar a las víctimas. 

"Nos han dicho barbaridades de todo tipo: monstruos, maricones, hijos de puta, os queremos muertos, bolleras, muerte a los maricones", explicó uno de ellos. Serra ha indicado en Twitter que "gracias a la colaboración ciudadana" se ha podido identificar la matrícula del citado vehículo. 

Te puede interesar

Informa asimismo de que la Oficina de la No Discriminación está en contacto con las dos personas que fueron vejadas, a las que se ha ofrecido asesoramiento jurídico y apoyo psicológico: "En Barcelona, el amor siempre gana al odio", ha resuelto el concejal. 

El mismo sábado, la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, ya adelantó que el consistorio pondría el asunto en manos de Fiscalía, y señaló: "En Barcelona todo el mundo tiene derecho a manifestarse, incluso unos machirulos desfasados en coches pijos. Lo que no permitiremos en ningún caso es la intolerancia ni la homofobia".