07 ago 2020

Ir a contenido

más actividad

Barcelona pide prudencia cara a la fase 1

A partir de este lunes la imagen más significativa de la capital catalana será la de las terrazas abiertas

Unos trabajadores limpian los toldos de una terraza en La Rambla de Barcelona.

Unos trabajadores limpian los toldos de una terraza en La Rambla de Barcelona. / JORDI COTRINA

Las 5.500 terrazas de restaurantes y bares de Barcelona ultiman este domingo su puesta a punto para reabrir el lunes, cuando la ciudad entra en la fase 1 de la desescalada, mientras el ayuntamiento refuerza los servicios municipales y pide a los ciudadanos responsabilidad y prudencia. En una nota de prensa, el consistorio de la capital catalana asegura que el cambio de fase está avalado por los datos sanitarios que indican una evolución a la baja de las cifras de la pandemia y que el ayuntamiento ha reforzado los servicios municipales, entre ellos los de transporte y limpieza, para llevarlo a cabo con "todas las medidas de seguridad para la ciudadanía".

A pesar de ello, pide a los ciudadanos que actúen con prudencia y responsabilidad en este nuevo contexto de la desescalada, "porque el coronavirus aún se encuentra en circulación activa". A menos de 24 horas de cambiar de fase, el Ayuntamiento de Barcelona recuerda que a partir del lunes siguen vigentes las franjas horarias para salir a la calle: de 6 a 10 horas, paseo y deportes para ciudadanos de entre 14 y 70 años; de 10 a 12 para mayores de 70 años; de 12 a 19 para niños junto adultos de su unidad familiar; de 19 a 20 para mayores de 70 años y de 20 a 23 nuevamente para paseo y deporte de personas de 14 a 70 años.

Medidas de distanciamiento

Los alivios más destacados en esta fase serán la apertura de las 5.500 terrazas de bares y restaurantes de la ciudad, a los que el ayuntamiento ha permitido ampliar su espacio para cumplir con las medidas de distanciamiento de seguridad estipuladas. También podrán abrir finalmente los chiringuitos de las playas de Barcelona, que han alcanzado un acuerdo con el ayuntamiento para disponer de más espacio después de que el pasado mes de abril anunciaran que daban por perdida la temporada y que no iban a abrir este verano.

La nueva fase de desescalada permite asimismo los encuentros de hasta un máximo de 10 personas en domicilios particulares, en la calle o en las terrazas, siempre con mascarilla y guardando la distancia de seguridad de 2 metros.
La situación de los comercios de la ciudad se mantiene igual que durante esta última semana de fase 0 avanzada, por lo que pueden abrir aquellos de menos de 400 metros y con un 30 % del aforo habitual.  Según datos del ayuntamiento, desde el pasado día 18 el 82 % de los comercios de esas características de la ciudad han reanudado su actividad.

Más autobuses

Para que todas estas nuevas actividades se puedan llevar a cabo con garantías, Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) incrementará la oferta de metros y autobuses, con refuerzos en horas punta y en las líneas de mayor afluencia de pasajeros. Para acceder al transporte público, que verá asimismo incrementado su personal de seguridad, es obligatorio el uso de mascarillas, y el consistorio recomienda evitar las horas punta y, en el caso de los desplazamientos en bicicleta, recuerda que sigue adaptando calles con carriles-bici.

Para garantizar la limpieza en la ciudad, a partir del lunes se incorporan todos los empleados disponibles para retomar la totalidad de los servicios de limpieza municipales con la frecuencia normal, especialmente las tareas de desinfección de entornos sensibles como mercados, hospitales o centros sanitarios.

Servicios sociales

También se reemprenden a partir del lunes los servicios de mantenimiento preventivo de contenedores y papeleras, después de que el pasado lunes se retomara la recogida de trastos viejos, y se reabren los puntos verdes en toda su franja horaria. Los cementerios municipales vuelven a permitir las visitas, aunque se limita a 15 personas los asistentes a entierros al aire libre y a 10 a incineraciones.

El consistorio reabre también 20 centros de Servicios Sociales para atención presencial y recupera de forma progresiva y con cita previa la atención en las Oficinas de Atención Ciudadana (OAC) de Sants-Montjuïc; Les Corts; Horta-Guinardó; Sant Andreu y Sant Martí, después de que el pasado lunes abriera la OAC de Sant Miquel. De la misma manera, se retoma la atención presencial en los servicios municipales del área de Feminismos y LGTBI, de ayuda a las mujeres. 

Temas Desescalada