30 may 2020

Ir a contenido

ESTRENO HOY, 23:15 HORAS

Polémica por la difusión recortada de un reportaje sobre Rosell en TV-3

El periodista Víctor Lavagnini se niega a firmar la obra porque aprecia censura en la eliminación por parte de la cadena de dos fragmentos

José María Expósito

Sandro Rosell, recibido por Víctor Lavagnini en la estación de Sants tras salir de prisión.

Sandro Rosell, recibido por Víctor Lavagnini en la estación de Sants tras salir de prisión. / FERRAN NADEU

La emisión este domingo en TV-3 (23.15 horas) del reportaje 'El cas Rosell' llega envuelta en polémica. El periodista Víctor Lavagini, autor de una obra que repasa el proceso judicial que sufrió el expresidente del Barça Sandro Rosell (absuelto tras pasar 643 días en prisión), se ha acogido a la cláusula de conciencia para no firmar la pieza aduciendo que se han censurado dos fragmentos, algo que la cadena de Sant Joan Despí niega.

El reportaje, de 55 minutos, está elaborado a partir de una entrevista que Rosell, padrino de uno de los hijos de Lavagnini, concedió a este el 18 de febrero. De hecho, fue la primera que hizo el expresidente del Barça tras su salida de la cárcel, aunque el retraso de la emisión del reportaje provocó que antes viera la luz otra realizada por Jordi Évole, emitida por La Sexta el 29 de marzo. El propio Lavagnini escribió a su colega en las redes sociales para reclamar su entrevista como la primera realizada, aunque no emitida.

Lavagnini remitió una carta al director de TV-3, Vicent Sanchis, en la que expone que la obra "es un ejemplo de pulcritud informativa en cuanto a una exposición de los hechos absolutamente contrastada", y que "la voz en off del narrador no expresa ni una sola hipótesis, ni sospecha, ni ninguna conclusión valorativa contra ningún organismo o persona. Todo el texto está documentado de manera innegable, manifiesta e irrebatible".

Los fragmentos eliminados

En base a ese argumento, Lavagnini califica de censura la eliminación de dos fragmentos. El primero versa sobre la fase inicial de instrucción de la causa dirigida por la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela y el segundo es el epílogo, en el que Sandro Rosell lee un fragmento de su libro 'Una forta abraçada'.

El Consejo Profesional de TV-3 ha negado las acusaciones de Lavagnini, asegurando que "no se aprecia ningún acto de censura en ninguna de las decisiones de la dirección de TV-3" puesto que responden a "criterios informativos". "El Consejo considera que las modificaciones se han realizado por motivos profesionales y no alteran la tesis del documental", asegura en su nota, en la que dice respetar el derecho del redactor a ampararse en la cláusula de conciencia y no firmar su trabajo "dado que no comparte las enmiendas que se le piden desde la dirección de Deportes".

El Comité de Empresa, por su parte, ha lamentado que el reportaje no se emita íntegramente, aunque no se ha atrevido a calificarlo como censura. Tras celebrar que "por fin" se programe, el comité estima en un comunicado que seguro que la obra "será de máximo interés", pero que lamentan "que no se emita íntegramente y firmado por su director y guionista". "Entendemos las razones profesionales del compañero para no firmar, y creemos desafortunado, se le quiera llamar censura o no, eliminar del programa hechos innegables", concluye.