NUEVAS MEDIDAS

Los taxistas pueden negarse a aceptar clientes sin mascarilla

La patronal del taxi y la AMB pactan un plan de choque para reactivar el sector

Parada de taxis junto al templo de la Sagrada Família.

Parada de taxis junto al templo de la Sagrada Família. / RICARD CUGAT

Se lee en minutos

El Periódico

Los taxistas de Barcelona pueden negarse a aceptar usuarios que no lleven mascarilla puesta, ya que su uso es obligatorio, como en el resto de medios de transporte público.

Lo ha explicado este martes la presidenta del Institut Metropolità del Taxi (Imet) y concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Rosa Alarcón, al ser preguntada por esta cuestión. Alarcón ha respondido que serán los viajeros y no los taxistas quien tendrán que pagar una multa si se quitan la mascarilla, según le han trasladado Guardia Urbana y Mossos d'Esquadra.

Alarcón ha presentado un plan de choque que el Institut Metropolità del Taxi, el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) y el Ayuntamiento de Barcelona han acordado con el sector del taxi para garantizar la seguridad en este medio de transporte y ayudarlo a combatir la bajada en los desplazamientos generada por la emergencia sanitaria.

El plan, que está pensado en tres fases, incluye protocolos de desinfección e higiene de los vehículos, la adopción de una app específica para organizar los servicios, servicios telemáticos de atención en el taxista, campañas de comunicación asesoramiento sobre ayudas.

Los taxistas han sufrido una importante bajada de servicios e ingresos en relación a la actividad que realizaba antes del confinamiento de la población. La nueva app supondrá la necesidad de geolocalización de todos los taxis, algo que ahora solo cumple la mitad, bien por móvil o por radioemisora. La app permitirá al sector adaptarse al nuevo modelo de demanda que la situación actual está imponiendo, y establecer el porcentaje de servicio de taxi en las diferentes fases de la desescalada para  ajustar la oferta de vehículos en función del incremento de la demanda de movilidad de la ciudadanía que se vaya produciendo.

Medidas de desinfección e higiene

El Plan prevé también la aplicación de protocolos homologados de higiene y desinfección de los vehículos y de sistemas de protección para garantizar la seguridad tanto de los taxistas como de los usuarios, con la obligatoriedad de llevar mascarillas. El IMET ha repartido 14.000 mascarillas a los profesionales del taxi, y en los próximos días  hará un nuevo reparto.

También se ha pedido al colectivo que cumpla las medidas adoptadas por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y por la Generalitat de Catalunya para garantizar la seguridad sanitaria de los pasajeros y del conductor, como por ejemplo la disposición y el número de pasajeros permitidos en el interior de los taxis.

Noticias relacionadas

Así mismo, se ha aprobado la instalación provisional a los taxis de mamparas de protección con material transparente y flexible para evitar interferencias con los sistemas de seguridad de los vehículos (airbags, cinturones, etc.) y se trabajará con el sector de componentes para el automóvil para buscar alternativas viables que puedan ser de carácter definitivo.

El IMET quiere acordar con TMB para que los taxistas puedan desinfectar los vehículos con ozono a las cocheras de autobuses de la Zona Franca durante las horas en que las instalaciones tengan poca actividad.