15 ago 2020

Ir a contenido

CAMPAÑA DE MICROMECENAZGO

Movilización en Gràcia para salvar sus colonias de gatos

El confinamiento impide la colocación de mesas solidarias para captar los fondos necesarios para comprar pienso y pagar a los veterinarios

Luis Benavides

Imagen de archivo de Yolanda Van Amersfoot en una de las colonias del distrito de Gràcia

Imagen de archivo de Yolanda Van Amersfoot en una de las colonias del distrito de Gràcia / EL PERIÓDICO

La orden de confinamiento derivada del decreto de estado de alarma ponen en jaque la supervivencia de entidades como Gats de Gràcia y, por extensión, de las 40 colonias de gatos que gestionan. Esta medida impide a la organización colocar sus habituales mesas de captación de fondos, necesarios para comprar alimento y pagar la atención veterinaria de más de 400 mininos.

Gats de Gràcia es solo una de las entidades responsables del mantenimiento de las colonias gatunas de la ciudad y para superar estas restricciones han puesto en marcha una campaña de micromecenazgo en la plataforma Gofundme. Si consiguen recaudar 5.000 euros podrán aguantar los próximos dos meses. En los primeros 20 días han recaudado unos 3800 euros de 128 donantes. “Somos una asociación sin ánimo de lucro y nos financiamos a partir de las cuotas de los socios, pequeñas donaciones de particulares y sobre todo las mesas solidarias que colocamos unas dos veces al mes en la calle, casi siempre a la salida del metro de Fontana”, explica a este diario una de las impulsoras de la iniciativa, Yolanda Van Amersfoot.

Aunque durante el mes de marzo no pudieron salir a la calle para obtener fondos, las facturas siguen llegando. “Tenemos un pequeño colchón pero tampoco podemos confiarnos. Si esta situación de confinamiento se alarga mucho, no aguantaremos”, asegura la portavoz de Gats de Gràcia, que hasta la fecha ha podido seguir alimentando a los felinos urbanos con pienso seco. “Debido al coronavirus ahora vamos de uno en uno –continúa Van Amersfoot- y con un permiso del Ayuntamiento. Llevamos guantes y mascarillas”.

Esta asociación protectora de animales de la ciudad forma parte del modelo ‘Colonias controladas de gatos de calle’ del Ayuntamiento cuyo principal objetivo es garantizar su bienestar y disminuir los problemas de sobrepoblación. Así, los fondos recibidos por entidades como Gats de Gràcia a través de cuotas y donativos se emplean en pagar el pienso y los cuidados veterinarios. También son fundamentales para desparasitar y esterilizar a los animales que luego dan en adopción.  “Ahora mismo tenemos todas las adopciones paradas, sobre todo por solidaridad. Entendemos que toca quedarse en casa. Ojalá acabe todo esto pronto y puedan venir a recoger los gatos que ya tenemos apalabrados y que ahora están en jaulas”, añade Van Amersfoot.