02 jun 2020

Ir a contenido

PIDEN MEDIOS TELEMÁTICOS

El coronavirus colapsa el Registro Civil y el depósito de cadáveres de Barcelona

Debido a la reducción de personal ya solo se expiden libros de familia y licencias de enterramiento

Efe

El párking del tanatorio de Collserola (Barcelona), actualmente cerrado al público, se ha convertido en un tanatorio de campaña.

El párking del tanatorio de Collserola (Barcelona), actualmente cerrado al público, se ha convertido en un tanatorio de campaña. / EFE / QUIQUE GARCÍA

La reducción de personal por el estado de alerta y el aumento de muertes por la covid-19 está amenazando con colapsar el Registro Civil de Barcelona, donde ya solo se expiden libros de familia y licencias de enterramiento, una situación que también afecta al depósito de cadáveres.

La Comisión Ejecutiva de Seguimiento del coronavirus constituida en el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) ha advertido tras su última reunión de que la insuficiencia de medios personales en el Registro Civil puede provocar con el tiempo un "colapso" en las inscripciones de nacimiento y defunción, de forma que no puedan llevarse a cabo en los plazos reglamentarios previstos.

Por ello, la comisión considera "indispensable" que de forma "efectiva e inmediata" se implanten los medios telemáticos necesarios para que esas inscripciones puedan ser formalizadas por los letrados de la administración de justicia y funcionarios que están confinados en su domicilio, aunque disponibles para trabajar.

El personal no da abasto

Las conclusiones de la Comisión se basan en un informe del Departament de Justícia que señala que, pese al incremento de los servicios mínimos presenciales acordados desde el 30 de marzo pasado -cinco funcionarios en el turno de mañana y tres en el de tarde-, el personal del Registro Civil no da abasto para llevar a cabo las inscripciones de nacimientos, tampoco las que llegan por comunicación electrónica desde los centros hospitalarios.

Además, desde el pasado 17 de marzo, según el citado informe, el Registro Civil tampoco está practicando las inscripciones de defunción, puesto que sus servicios mínimos se centran en expedir libros de familia y licencias de enterramiento debido a la "elevada carga de trabajo" que soportan.

De esa forma, las inscripciones de nacimientos y defunciones quedan pendientes de registro para cuando se recupere la normalidad operativa.

Protocolo de Justicia

Y eso pese que el Ministerio de Justicia, en su protocolo de cobertura de los servicios esenciales de los registros civiles, establece que, cuando sea necesario expedir licencia de enterramiento antes que inscripción de defunción, esta debe practicarse lo más rápido posible, al día siguiente siempre que se pueda.

La Comisión Ejecutiva del covid del TSJC ha constatado además la "saturación" que presentan las neveras del depósito de cadáveres del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMLCF) de la Ciutat de la Justicía de Barcelona, con capacidad para albergar 176 cuerpos, dado que la previsión de nuevos ingresos supera la de salidas.

'Coronavirus hoy'

Suscríbete a nuestra newsletter para conocer toda la actualidad e información práctica sobre el desarrollo de la pandemia y sus repercusiones

Teniendo en cuenta que la mayoría de esas muertes son naturales, la comisión ha pedido a los médicos forenses, a las Fiscalías competentes y a los jueces de instrucción de la provincia de Barcelona que "agilicen lo antes posible" los trámites para desjudicializar esos casos.

El objetivo del acuerdo de la comisión es evitar la "saturación" de las cámaras del depósito de cadáveres para procurar que las neveras queden reservadas para casos de muertes violentas.