26 sep 2020

Ir a contenido

COMPRAS

Colas en el mercado de Sant Antoni

Personal de seguridad controla las entradas para que no haya aglomeraciones

El Periódico

Compras en el mercado de Sant Antoni durante el confinamiento por el coronavirus.

Compras en el mercado de Sant Antoni durante el confinamiento por el coronavirus. / RICARD CUGAT

El mercado de Sant Antoni de Barcelona ofrecía este sábado, en algunos momentos de la jornada, una imagen diferente de la que se espera de una ciudad confinada. Muchos clientes decidieron hacer sus compras al mismo tiempo, lo que dio lugar a escenas como la de la fotografía que acompaña al texto.

Según fuentes municipales, de las cuatro puertas que tiene el mercado de Sant Antoni durante la crisis sanitaria solo abren cuatro, cada una con un trabajador de seguridad que controla que no haya aglomeraciones, sobre todo en el área donde se vende pescado. Si la hay, como sucedió este sábado en algunos momentos, impiden la entrada de gente hasta que no salgan algunos de los clientes anteriores.