02 jun 2020

Ir a contenido

SEMANA SANTA CONFINADA

Barcelona prepara su primera 'Operación No Salida' | Coronavirus

Un operativo formado por 136 agentes de la Guardia Urbana y Mossos custodiará las principales vías de acceso y salida

Luis Benavides

La entrada a Barcelona por la Diagonal, sin apenas tráfico, la semana pasada

La entrada a Barcelona por la Diagonal, sin apenas tráfico, la semana pasada / JOAN CORTADELLAS

Este viernes tendrá lugar la primera ‘Operación No Salida’. Así la ha bautizado el teniente de alcaldía de Seguridad y Prevención del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle. Un operativo formado por 136 agentes de la Guardia Urbana y Mossos d’Esquadra se encargarán de garantizar el cumplimiento del obligado confinamiento en la capital catalana.

Los agentes desplegados por todo el territorio a partir de mañana jueves incidirán especialmente en las principales vías de entrada y salida a la ciudad. Batlle, acompañado por la concejala de movilidad, Rosa Alarcón, ha pedido en rueda de prensa un “sacrificio” en esta Semana Santa del 2020 para poder disfrutar plenamente la del próximo año. “Conviene que pasemos unos días confinados, recluidos. Apelamos al civismo. Nadie puede salir”, ha añadido el responsable de seguridad y prevención.

Los desplazamientos internos también están limitados por el decreto del estado de alarma. Solo están permitidos los desplazamientos para servicios esenciales y para comprar alimentos y medicamentos. Batlle ha reclamado un “uso racional de este permiso” para adquirir artículos imprescindibles y ha pedido que se concentre la compra.

Unas 14.000 multas a particulares 

No respetar el decreto de estado de alarma puede conllevar multas. Hasta la fecha, desde la entrada en vigor del estado de alarma, decretado por el gobierno, los agentes de la Guardia Urbana han impuesto 13.919 denuncias a particulares. Quedarse en casa es importante, ha insistido Batlle, porque es la única manera de “impedir que aumente el contagio”.

Alarcón, por su parte, ha agradecido el “buen comportamiento” de la ciudadanía. En los dos fines de semana previos, ha explicado la concejala, no se produjo ninguna operación salida. Respecto a la movilidad interna, ha destacado la reducción tanto del tráfico con vehículo privado como del pasaje con “cifras nunca vistas”.

La bajada diaria del tráfico privado (coches, bicicletas, patinetes…) se ha reducido en un 80,4%. Esto se traduce, entre otras cosas, en una importante caída de la accidentalidad, que se ha reducido en un 89,4% entre el 16 y el 29 de marzo de 2020 respecto a las dos últimas semanas de marzo del 2019. En este intervalo de tiempo se registraron 42 accidentes, todos de carácter leve.

El número de pasajeros en los diferentes transporte públicos también ha registrado un descenso de entre el 90 y el 95%. En números absolutos, ha explicado Alarcón, se han dejado de realizar unos dos millones de desplazamientos diarios. Cuando le han preguntado por el impacto económico de este descenso del pasaje, la concejala ha respondido que ahora mismo la prioridad es proteger la salud de los usuarios y trabajadores del transporte público. “El impacto económico no importa tanto como salvar vidas y en eso trabajamos. La parte económica ya la miraremos después”, ha zanjado.