la lucha contra el coronavirus

213 muertos por coronavirus en BCN, 54 de ellos en residencias

Detectados positivos en 143 de los 255 centros, entre privados y públicos, que hay en la ciudad

Colau acusa a Torra de "abandonar" a las instalaciones de mayores y le pide más recursos

El ejército desinfecta residencia de ancianos Marvi Park de Barcelona. / FERRAN NADEU / VÍDEO: EFE

3
Se lee en minutos
Toni Sust

En Barcelona, desde el 15 de marzo, han muerto por coronavirusde las cuales 54 eran ancianos que estaban en alguna de las 255 residencias, entre públicas y privadas, que hay en la ciudad, que suman a unos 20.000 usuarios. En 143 de ellas, más de la mitad, se ha detectado por lo menos un caso de positivo por covid-19. La alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau, ha ofrecido los datos en una comparecencia que ha hecho este viernes para instar a la Generalitat a que aporte más recursos a las residencias, tanto materiales como de personal, y para denunciar que el Govern de Quim Torra las está descuidando. En toda Catalunya, informó el jueves el Ejecutivo catalán, 150 personas han muerto en residencias.

En un comunicado emitido horas antes por el consistorio, se afirma que los testimonios recibidos por parte de personas conocedoras de la situación de las residencias “constatan una situación de abandono por parte del Departamento de Treball, Afers Socials i Famílies”. En definitiva, una acusación de envergadura que supone otro paso en el pulso entre administraciones que el ayuntamiento y la Generalitat ya han mantenido a cuenta de la obra pública, detenida hace 10 días por la Administración barcelonesa y este mismo viernes, después de un amago previo, por el Ejecutivo catalán.

Como ejemplo de que algunos de estos centros están al límite, la alcaldesa ha subrayado que por lo menos cuatro de las residencias de la capital catalana han solicitado ayuda a la Unidad Militar de Emergencias (UME), obviando al propio consistorio y al Gobierno catalán. Los militares han procedido a asumir labores de desinfección de los centros.

Mensajes inquietantes

“Hace días que estamos preocupados por la situación de las residencias. Es una situación es crítica. Son un equipamiento sensible, de un colectivo de riesgo, al que debe prestarse la máxima atención”, ha afirmado Colau, que ha recordado que la competencia sobre esta cuestión corresponde a la Generalitat, pese a que también el consistorio tiene residencias, cuatro en total.  “Nos preocupa que hace días que nos llegan mensajes pidiendo ayuda por falta de material, de profesionales, de información a familiares sobre sus mayores confinados”, ha añadido.

La alcaldesa ha explicado que este viernes ha habido una reunión del consorcio de servicios sociales, en el que figuran el ayuntamiento y la Generalitat, y ha reclamado a esta última que ponga más recursos. Si Treball, Afers Socials i Famílies no está en condiciones de aportar esos recursos, ha añadido, “que salgan de otros departamentos, pero se necesita más atención de la que se ha prestado a las residencias”.

"Necesitamos un plan"

A continuación, Colau ha asegurado que el consistorio pone sus recursos a disposición de los centros, que, por ejemplo, los bomberos de la ciudad asistirán a algunos en los próximos días, pero ha subrayado que no se trata de que las administraciones actúen por su cuenta: “Necesitamos un plan y el liderazgo político de la Generalitat. Creemos que es una emergencia sanitaria. Pongámonos ya a ello. Tenemos que arremangarnos”.

Contrataciones del Govern

Entretanto, Treball, Afers Socials i Famílies informó este mismo viernes de que ha contratado a 70 profesionales para reforzar las plantillas de residencias de ancianos a las que le falte personal. El departamento y el Consorci de Salut i Social de Catalunya (CSC) confían en incrementar ese número y para ello hacen un llamamiento a gente que quiera sumarse a la bolsa de trabajo, incluidas personas “sin experiencia previa en el sector”, que recibirán una formación on line elaborada por el consorcio.

Los 70 contratados se suman, indica un comunicado de Treball, a otros 83 que ya reforzaron 22 residencias a través de los servicios de atención domiciliaria. El Govern también ha decidido trasladar a 150 ancianos de cuatro residencias, las más afectadas por el COVID-19, a hoteles, con el objetivo de aislar a los que están sanos de los que presentan síntomas.

Residencias en España

Noticias relacionadas

No hay datos oficiales sobre el total de muertos en residencias en España, si bien no hay duda de que el número no para de crecer. Varias comunidades arrojan indicadores alarmantes, informa Efe: al menos el 63 % de todas las muertes registradas en Aragón corresponden a residencias y en Castilla y León, el 40 %.

La ausencia de test y los fallos y retrasos en las notificaciones impiden ofrecer un balance global. Los datos recopilados por Efe de gobiernos autonómicos y de los propios centros muestran al menos 590 personas muertas por COVID-19 en residencias de ancianos, pero la cifra real es seguro sensiblemente mayor, porque no todos los balances están actualizados y falta información de comunidades clave, como Madrid.