Aniversario de las salas de lectura municipales

Las bibliotecas de Barcelona superan el millón de usuarios

La celebración de sus 19 años reúne a la usuaria más joven, un bebé de tres meses, y la más veterana, de 102 años

La biblioteca municipal Joan Maragall, en Sant Gervasi.

La biblioteca municipal Joan Maragall, en Sant Gervasi. / Josep Garcia

Se lee en minutos

Laura Toledano Arenas

Las bibliotecas de Barcelona ya han cumplido la mayoría de edad y lo celebran por todo lo alto: con 40 centros de lectura repartidos por la ciudad y con más de un millón de usuarios inscritos que disfrutan de sus servicios. 

El Consorci de Biblioteques, que nació en el 2001 y que contaba con 25 espacios dedicados al fomento de la lectura, ha cerrado 2019 con 1.003.188 personas registradas, lo que en números significa que el 60% de la población dispone de carné de socio. La hazaña de haber llegado a un millón de adeptos ha sido celebrada este viernes en un acto presidido por Joan Subirats, teniente de alcaldía de Cultura, y el nuevo gerente de bibliotecas, Ferran Burguillos.

Pero la presencia que más alegría ha generado entre los asistentes ha sido la del usuario un millón, Xavier Pascual Gespà; la usuaria más joven, una recién nacida de tres meses, y la usuaria más veterana, de 102 años, Carmen Borràs. Los tres usuarios han sido premiados con un gran carnet que reconoce el título de cada uno además de un vale económico para la adquisición de libros. 

“Estuve fuera por un tiempo, regresé y fui a renovar el carnet. Me sorprendí muchísimo cuando me dijeron que era el usuario un millón” revela Pascual. Por otra parte, la veterana Borràs explica que leer y coser es lo que siempre le ha gustado. “Aún sigo leyendo, pero eso sí, con letras mucho más grandes”, explica. Borràs también ha confesado mientras recogía el premio estar interesada en los libros sobre la guerra: “Me interesa ver como describen lo que yo viví”. 

El futuro de las bibliotecas

Noticias relacionadas

Subirats ha recalcado la importancia de las bibliotecas como espacios que fomentan la diversidad, la integración y la igualdad de todos los colectivos existentes, muestra de ello es que el 30% de los usuarios son de nacionalidad extranjera y que las mujeres componen el 55% de los usuarios. No sólo eso, sino que es uno de los pocos lugares donde diferentes generaciones comparten espacio: el perfil de los usuarios se encuentra entre los 4 y los 65 años, siendo los adultos de entre 25 y 64 años los que más utilizan los servicios que ofrecen las bibliotecas. 

Con el objetivo de seguir creciendo, Subirats y Burguillos apuestan por una inversión para mejoras en infraestructuras y materiales con tal de seguir realizando actividades culturales con escuelas y familias, formando clubs de lectura, facilitando el uso de ordenadores y el acceso a internet y plantear nuevos horarios que se adapten más a las necesidades de los ciudadanos. Todos estos servicios hacen que cada día aumente el número de visitantes. Además, han anunciado la futura apertura de las bibliotecas García Márquez y la de Sarriá que se prevé realizar entre este año y el 2023.