29 oct 2020

Ir a contenido

en el distrito de Collblanc-Torrassa

Tres detenidos al desmantelar un narcopiso en L'Hospitalet

La vivienda disponía de dos estancias especialmente habilitadas para el consumo de las drogas que se suministraban allí mismo

Efe

Operativo para desmantelar un narcopiso en L’Hospitalet de Llobregat. / VÍDEO: MOSSOS D'ESQUADRA / ACN

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana de L'Hospitalet de Llobregat han desmantelado un punto de venta de cocaína en un piso ocupado en esa ciudad, en el distrito de Collblanc-Torrassa, y han detenido a tres hombres, uno de los cuales ha ingresado a prisión.

En un comunicado de prensa, la policía catalana ha explicado este martes que los tres arrestado, de entre 29 y 38 años, fueron detenidos el pasado 27 y 28 de febrero, dos de ellos por un delito de tráfico de drogas y otro por una orden de detención en vigor. Los detenidos pasaron a disposición judicial y el juez decretó el ingreso en prisión para uno de ellos y la libertad con cargos para los otros dos.

En la entrada y registro del domicilio investigado los agentes localizaron diversas dosis de cocaína preparadas para su distribución, más de 4.000 euros en efectivo y utensilios para la preparación y consumo de las dosis. El narcopiso disponía de dos estancias especialmente habilitadas para el consumo de las drogas que se suministraban allí mismo.

La investigación arrancó el pasado mes de septiembre, cuando la Guardia Urbana de L'Hospitalet recibió quejas de vecinos por las molestias provocadas por un piso ocupado de donde entraban y salían continuamente personas toxicómanas.

Los agentes descubrieron que un hombre residente en el municipio y con antecedentes anteriores por tráfico de drogas estaba dirigiendo la actividad ilícita en el interior de la vivienda y que, como mínimo, un segundo hombre colaboraba con este en el tráfico de cocaína base en el piso.

Los investigadores también detectaron que algunos delitos producidos cerca del edificio investigado, como robos en el interior de vehículos, podían estar relacionados con toxicómanos, que cometían los robos para obtener objetos con los que pagar la droga.

Los cuerpos policiales de L'Hospitalet han puesto especial atención en el fenómeno de los narcopisos, para impedir que se establezcan en la ciudad.