25 nov 2020

Ir a contenido

LAS AFECTACIONES DE LA PROTESTA

Cada corte de la Meridiana de Barcelona atrapa más de 4.000 coches

La ciudad moviliza más de 20 agentes de la Guardia Urbana cada día por la protesta independentista

Policías y mandos de la TMB redirigen el tráfico de vehículos privados y buses de 9 líneas regulares

Luis Benavides

Guardia Urbana redirige los vehículos que circulan por Fabra i Puig a la altura de Concepció Arenal

Guardia Urbana redirige los vehículos que circulan por Fabra i Puig a la altura de Concepció Arenal / ÁLVARO MONGE

El tapón independentista formado en la avenida Meridiana de Barcelona cada día entre las 20.00 y las 22.00 horas desde hace cuatro meses perjudica a más de 4.000 vehículos que entran y salen de la ciudad, según se desprende de los últimos datos publicados por el departamento de estadística del Ayuntamiento de Barcelona. El corte, que se podría prolongar al menos hasta el 18 de marxo, obliga a movilizar cada día a más de 20 agentes de la Guardia Urbana para redirigir la circulación de una de las arterias de la ciudad, la principal puerta de entrada y salida a Barcelona por el extremo norte.

La Meridiana soporta una media diaria de 56.797 vehículos las jornadas laborables --según datos de la Guardia Urbana-- y la evolución horaria de la circulación en ese acceso entre las ocho y las nueve de la tarde supone alrededor del 6,5% del tráfico, lo que significa que, solo durante la primera hora de corte, unos 3.700 conductores se ven atrapados en la avenida. No se trata de la hora punta de la tarde --acaba a las 19.30 y el pico más crítico se registra a las 17.30, según un reciente estudio del RACC--, pero el número de afectados sigue siendo considerable.

El corte también afecta hasta nueve líneas de autobús y para minimizar las consecuencias negativas Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) despliega personal en la calle que está en coordinación con la Guardia Urbana.  “Estos mandos son los que comunican al centro de control el corte de tráfico para que todos los conductores estén informados y no se quede ningún vehículo bloqueado”, explican fuentes de la compañía. Ahora pueden ser hasta cuatro y se reparten los diferentes cruces, pero el número de mandos desplegados en la zona fueron más los primeros días. Ahora ya tienen protocolizados los desvíos y surgen menos incidencias.

Un número de manifestantes que oscila entre la treintena y el centenar, en función de la hora, ha conseguido ralentizar la entrada y salida por este punto de la ciudad de varios miles de conductores. Así, en algunos momentos, sobre todo a primera hora, se pueden contar más agentes de la Guardia Urbana, Mossos y mandos de TMB que manifestantes.

Desvíos del tráfico

Al desviar el tráfico de los cuatro carriles de la Meridiana por la calle de Pintor Alsamora, la que conecta la Meridiana con el SOM Multiespai (exHeron City) y El Corte Inglés –si no han salido antes de la avenida a la altura de Rio de Janeiro- convierte cada tarde en un auténtico embudo la calles de Andreu Nin y Vèlia, consecutivas y paralelas a la Meridiana.

La fluidez del tráfico empeora por debajo de la Meridiana, para los que intentan salir de Barcelona. La policía local corta la circulación a la altura de la calle de Escòcia y los cuatro carriles se convierten en uno a su paso por Concepció d’Arenal. Para volver a coger la Meridiana y salir de la ciudad es necesario recorrer unos cinco kilómetros por esta vía de uso más bien local y con un solo carril en varios tramos.

Permiso hasta el 18 de marzo

Entre los damnificados por esta protesta que tiene permiso para alargarse hasta el próximo 18 de marzo, si la Conselleria d’Interior no dice lo contrario, se encuentran los taxistas, que no solo tienen que aguantar las quejas por el retraso que provoca el corte sino que también tienen problemas si ofrecen un precio cerrado a través de su ‘app’.  Los retrasos pueden superar los 45 minutos.

>A los miles de conductores afectados se suman los usuarios del transporte público. El corte diario de la Meridiana afecta entre ocho y nueve líneas, según el punto. Las afectadas fijas son H6, V29, 11, 34, 62, 96, 126 i 133. Estas  líneas transportan unos 120.000 pasajeros los días laborables, según los datos de TMB. La cifra de los afectados durante las dos horas de protesta independentista podría alcanzar, como poco, el centenar por línea.  “Para cada una se establece una medida de contingencia, que puede ser un desvío o una limitación del recorrido. En el caso de la línea 11 es diferente porque queda dividida en dos partes independientes”, detallan fuentes de TMB.