29 mar 2020

Ir a contenido

De la Via Sant Francesc

El cementerio de Montjuïc empieza a trasladar 1.659 nichos en mal estado

Los planes del camposanto son que las obras de derribo o rehabilitación comiencen en el 2021

Efe

El cementerio de Montjuïc, durante un día de Todos los Santos.

El cementerio de Montjuïc, durante un día de Todos los Santos. / JOAN CORTADELLAS

El cementerio de Montjuïc de Barcelona ha comenzado a trasladar los restos de los difuntos de 1.659 nichos de cuatro bloques, construidos a principios del siglo pasado y que están tan deteriorados que probablemente tengan que derribarlos.

Cementiris de Barcelona ha inserido en la prensa barcelonesa varios anuncios, que también ha publicado en el Boletín Oficial de la Provincia, notificando las obras a los propietarios de los nichos, situados en la Via Sant Francesc, que no han podido ser localizados, a los que da de plazo un mes para que presenten alegaciones.

Una vez transcurrido este plazo "se procederá de oficio al traslado de los cadáveres o restos a las nuevas sepulturas", según los anuncios publicados por el Área de Derecho y Titularidad Funeraria de la empresa municipal Cementerios de Barcelona. 

Obras de envergadura

Fuentes municipales han explicado que son habituales las obras de restauración de este antiguo cementerio que obligan a trasladar cadáveres, aunque en esta ocasión las obras son de mayor envergadura.

El acceso a estos bloques está cerrado y en algunos nichos han crecido malas hierbas de dimensiones considerables. 
Según ha informado la televisión municipal Betevé, los traslados comenzaron hace unas semanas y se alargarán durante este año. 

Los planes del cementerio son que las obras de derribo o rehabilitación no comiencen hasta el año 2021, cuando se haya completado todo el proceso y hayan localizado a los titulares de todos los nichos afectados o se comunique vía prensa a los no localizados.

Localizar a los propietarios

El traslado de los difuntos no tiene ningún coste para los propietarios de los nichos, pero se debe hacer con su consentimiento. 

Según fuentes de Cementeris de Barcelona, los restos se depositan en otros nichos del camposanto y no será necesario construir otros nuevos, aunque los familiares pueden escoger llevar los restos de sus difuntos a otras instalaciones.

Todo este proceso llega tres años después de que un bloque de 140 nichos se derrumbara parcialmente en otro lugar del mismo cementerio, lo que provocó que algunos restos quedaran al descubierto y se mezclaran. 

Un grupo de familiares presentó una querella criminal contra Cementeris de Barcelona, que un juez de instrucción no admitió a trámite, y se descartó el abandono en materia de conservación.

Los familiares afectados presentaron un recurso de apelación a la Audiencia Provincial de Barcelona que lo desestimó.

El cementerio de Montjuïc está ultimando la reconstrucción de estos nichos para que las familias que lo deseen puedan volver a ubicar a sus difuntos. 

Temas Cementerios