29 oct 2020

Ir a contenido

Las comisiones municipales

Valls logra que BCN se proponga un nuevo plan contra los narcopisos

El gobierno debe concretar la propuesta de Barcelona pel Canvi, aprobada por unanimidad

La nueva tasa de residuos y la venta del 15% de Serveis Funeraris pasan su penúltimo trámite

El Periódico

Uno de los arrestados este lunes en la operación contra narcopisos en la calle de Príncep de Viana. 

Uno de los arrestados este lunes en la operación contra narcopisos en la calle de Príncep de Viana.  / JOAN MATEU PARRA

Manuel Valls, al que a menudo se le ha reprochado que no participara en las comisiones municipales, ha logrado este miércoles apuntarse un tanto en una de ellas. El jefe de filas de Barcelona pel Canvi ha propuesto, en el seno de la comisión de Presidencia, Derechos de la Ciudadanía, Participación y Seguridad la elaboración de un nuevo plan contra los narcopisos y el tráfico de drogas.

“Todo apunta a que las recientes operaciones policiales, pese al éxito inmediato que supone la detención de delincuentes, no han conseguido todavía frenar la expansión de un fenómeno que sigue siento una terrible realidad en algunos barrios de la ciudad”, ha afirmado Valls. Barcelona pel Canvi subraya en el texto de su propuesta que considera que el plan de choque que Barcelona en Comú aprobó junto con el entonces grupo Demòcrata, la antigua Convergència, actualmente Junts per Catalunya, ha resultado insuficiente.

La propuesta ha logrado una apoyo unánime, por el que se ha felicitado el presidente de la comisión, Albert Batlle. Ahora, el gobierno municipal, de la mano de la Generalitat, debe elaborar el plan, que después será sometido a votación en el consistorio.

Tarifas y residuos

Por la tarde, en la comisión de Economía, dos iniciativas relevantes recibieron su penúltimo plácet. Por un lado, se ha dado luz verde, con el voto contrario de JxCat y Ciutadans y la reserva de voto del PP, a la venta por parte del consistorio del 15% que sigue conservando de Serveis Funeraris de Barcelona, empresa municipal de la que se fue vendiendo porcentaje al privado, Mémora. El pleno de este mes debe validar la operación, que aportará a las arcas municipales cerca de 28 millones de euros. 

Si no aparece otro comprador, Mémora está obligada a adquirir la participación municipal. El gobierno argumenta que ese 15% no aporta dividendos y que se deprecia año a año. Además, la venta de ese 15%  es obligatoria para que el consistorio pueda crear un operador funerario público, como BComú ha intentado, sin éxito por ahora, desde el anterior mandato, con el objetivo declarado de rebajar el precio de los entierros.

En el caso de la nueva tasa de residuos, que supondrá el pago de entre 2 y 4 euros mensuales para el 73,3% de los hogares en la factura del agua, también será aprobada en el pleno. En su penúltimo trámite ha prosperado con el apoyo de los socios habituales de este mandato: los grupos que comparten el gobierno, BComú y el PSC, y ERC. Los republicanos, ha explicado su concejal Jordi Coronas, preferirían que el pago estuviera vinculado a la generación de residuos de cada familia y no al consumo del agua, pero, ha dicho, ahora votan “una herramienta” que esperan que mejore.

El resto de la oposición ha votado en contra de la propuesta, por considerar que no es justo imputar costes sin conocer la responsabilidad de cada uno en la recogida. Porque la idea es premiar a las zonas que lo hagan mejor, sin poder determinar qué ciudadanos contribuyen a ello y cuáles no lo hacen. Analizar caso por caso, ha asegurado el concejal Eloi Badia, supondría “triplicar” el coste de la recogida. De la nueva tasa se calcula una recaudación de 41 millones de euros.