28 sep 2020

Ir a contenido

manifestación contra la sentencia del 'procés'

El Ayuntamiento de Barcelona pide a Buch que acabe con los cortes diarios en la Meridiana

El teniente de alcalde de Seguridad dice que es un "abuso" que dura 128 días y que pone en riesgo la seguridad de las personas

Acn

Corte en la avenida Meridiana de Barcelona a la altura de Fabra i Puig.

Corte en la avenida Meridiana de Barcelona a la altura de Fabra i Puig. / Ferran Nadeu

El teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, ​​Albert Batlle, ha pedido al 'conseller' d'Interior, Miquel Buch, que no autorice más los cortes diarios de la avenida Meridiana contra la sentencia del 'procés'. Y ha avisado de que "no acepta lecciones del derecho manifestación". "De lecciones las justas, es una actividad absolutamente abusiva. Está perjudicando a los vecinos, los comerciantes y los conductores. Y en determinadas ocasiones está poniendo en riesgo la seguridad de las personas", ha dicho en TV-3 tras enviar un nuevo escrito a Interior y una carta al 'conseller' pidiendo que se detengan estos cortes. Buch le respondió que debía preservar el derecho a manifestación. Previamente, la Guardia Urbana se había dirigido al departamento para reclamar que se condicionaran o limitaran los cortes.

Según Batlle, "el derecho a la manifestación también tiene unos límites que el Departament d'Interior no ha querido plantear por las razones que sea". El teniente de alcalde cree que cortar durante 128 días es un "abuso" y hay que acabar con esta situación. También remarcó que quien está en primera línea es la Guardia Urbana, que es quien debe garantizar la movilidad, y el ciudadano normal no entiende de competencias. De momento, estos cortes están comunicados hasta el 28 de febrero.

Por otra parte, al preguntarle por si concurrirá a las elecciones al Parlament, Batlle se ha limitado a decir que su compromiso "hoy" es con el Ayuntamiento de Barcelona. "Ya tendremos tiempo de hablar", ha añadido sobre unos comicios catalanes.

La Guardia Urbana ha enviado cuatro informes al Departament de Interior: el 7 de diciembre, el 9 de enero, el 24 de enero y el 17 de febrero. Los primeros tres planteaban un cambio de ubicación y de horario de la protesta, destacando que se producían situaciones de peligro para peatones y vehículos, enfrentamientos entre manifestantes y conductores, quema de contenedores y problemas de circulación y con el transporte público. El tercer informe ya habla de la presencia de encapuchados, pero es el último, el del 17 de febrero, que narra diferentes incidentes con personas con la cara tapada, con hogueras y pirotecnia y patadas a vehículos atrapados. Es por eso que este último escrito pide directamente la prohibición de los cortes por todas estos "alteraciones del orden público" que se prevé que se mantengan en los cortes de los próximos días.