30 mar 2020

Ir a contenido

APOYO DE COMPAÑÍAS Y VECINOS

La comunidad artística del Antic Teatre pide ayuda al ayuntamiento de BCN

Los propietarios quieren multiplicar por cinco el precio actual del alquiler a partir del 2027

El Periódico

Actores, vecinos y representantes de diferentes entidades han llenado una sala del Antic Teatre, esta mañana.

Actores, vecinos y representantes de diferentes entidades han llenado una sala del Antic Teatre, esta mañana. / JORGE GIL

Artistas, actores, bailarines y vecinos de Ciutat Vella se han concentrado este lunes en defensa del Antic Teatre, un espacio cultural amenazada por una subida repentina del alquiler si quiere prorrogar el contrato actual. La directora del centro, Semolina Tomic, ha pedido apoyo a las administraciones para que “salven” esta sala alternativa que considera un punto neurálgico y de reunión para el barrio y una incubadora teatral única para la  ciudad.

El acto de apoyo al Antic Teatre, situado en el corazón del barrio Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera, ha conseguido llenar el aforo para 70 personas de la sala. El manifiesto a favor de este espacio cultural cuenta con el respaldo de medio centenar de compañías y entidades del sector. 

"A más de uno le gustaría poner aquí un restaurante y cobrar 10 euros por gin tonic, pero nosotros queremos seguir aquí, con nuestro bar, con el que no nos lucramos sino que financiamos un proyecto cultural que lleva desde el 2003 abriendo sus puertas a propuestas artísticas de calidad. En muchos casos han dado sus primeros pasos aquí y luego han saltado a la escena internacional", ha subrayado Tomic, quien espera que el Antic Teatre siga siendo un espacio cultural durante muchos años y no se convierta en “un supermercado o un restaurante”.

Juicio por la fachada

Antic Teatre está enfrentado con la propiedad del edificio desde que el pasado 2017 fueron a juicio porque los dueños pretendían que el teatro pagará la reforma de la fachada del edificio. Los inquilinos ganaron el juicio y el propietario se vio obligado a sufragar la reforma del edificio y las costas.

La importante subida del alquiler –multiplica por cinco el precio actual- en el 2027, explica la directora del teatro, debe ser tradada ya porque su proyecto “trabaja a medio plazo y necesita estabilidad para funcionar”. "Hemos hablado con el Ayuntamiento, con la Generalitat y con la Diputación, y seguiremos hablando con quien haga falta", apostilló Tomic.

El incremento es inasumible, insiste Tomic, que dirige un presupuesto de 347.000 euros con los que programa unos 40 espectáculos anuales. "Cada función le cuesta al teatro una media de 542,12 euros, una cifra muy baja que debería subir, no bajar, y si nos incrementan el alquiler, el teatro se hace inviable", ha añadido la gerente del proyecto cultural, Elisabeth Ruiz.