28 feb 2020

Ir a contenido

Tres cuerpos policiales

La macrorredada de la plaza de Catalunya contra delincuentes reincidentes acabó con 20 detenidos

Una veintena de los arrestados, extranjeros, acumulan 58 detenciones y 36 denuncias por hurtos

Óscar Hernández

Varios policías en el subterráneo bajo las fuentes de la plaza de Catalunya, donde comprueban identidades de sospechosos.

Varios policías en el subterráneo bajo las fuentes de la plaza de Catalunya, donde comprueban identidades de sospechosos. / ELISENDA PONS

La macrorredada policial que más de un centenar de mossos, guardias urbanos y policías nacionales realizaron el jueves por la noche en la plaza de Catalunya a la búsqueda de delincuentes multirreincidentes que suelen actuar en el centro de la ciudad y en la red de metro se saldó con 20 detenciones, informaron fuentes de los Mossos d’Esquadra, que dirigió el operativo.

Un detenido estaba reclamado judicialmente cuando fue identificado, por lo que fue puesto a disposición del juez de guardia, y otro estaba implicado en un hurto. Los 18 restantes pasaron a disposición de la Policía Nacional en aplicación de la ley de extranjería. Estos últimos acumulaban 58 detenciones y 36 denuncias por hurtos.

Menores a la fiscalía

Además, varios menores no acompañados (menas), que suelen merodear la tienda Apple del paseo de Gràcia, fueron puestos a disposición de la fiscalía al carecer de documentación y existir dudas sobre su edad. 

La macrorredada se inició a las siete de la tarde y duró cuatro horas. Participaron un centenar agentes de paisano y de uniforme de los Mossos d’Esquadra, así como varias decenas de miembros de la Policía Nacional y de la Guardia Urbana. 

La primera parte se desarrolló con policías de paisano que buscaban a delincuentes habituales tanto en la plaza como en los accesos subterráneos al metro y a la estación de Renfe. Los agentes montaron dos zonas de operaciones, donde realizaban las identificaciones: el tramo central de Gran Via, entre  paseo de Gràcia y rambla de Catalunya, y la antigua comisaría ubicada bajo las fuentes de la plaza de Catalunya.

El de este jueves es el segundo dispositivo de este tipo que las fuerzas de seguridad despliegan en la plaza de Catalunya en menos de un mes. Con estas operaciones se intenta combatir la imagen de impunidad que pueden dar estos delincuentes al  quedar en libertad enseguida si no actúan con violencia.