23 feb 2020

Ir a contenido

Programa de Actuación Municipal (PAM) 2020-2023

BCN propone una hoja de ruta contra la desigualdad y la emergencia climática

El ayuntamiento abrirá el proceso de participación a entidades y ciudadanía en febrero con más de 250 debates

Colectivos como jóvenes y personas con diversidad funcional ganarán protagonismo en la toma de decisiones

Luis Benavides

De izquierda a derecha, Jordi Martí, Jaume Collboni y Marc Serra, esta mañana

De izquierda a derecha, Jordi Martí, Jaume Collboni y Marc Serra, esta mañana / BLANCA BLAY / BCN

La voz de los más jóvenes y de las personas con diversidad funcional será tenida en cuenta en el proceso participativo que arrancará el próximo mes de febrero para definir la ‘hoja de ruta’ del Ayuntamiento de Barcelona para los tres próximos años.  El gobierno municipal ha presentado su propuesta, el Programa d’Actuación Municipal (PAM) 2020-2030, y por primera vez se reforzará la participación de colectivos que habitualmente tienen poca representación en la vida pública cuando no quedan excluidos de la toma de decisiones.

Este año el consistorio organizará sesiones de participación en una treintena de centros educativos de diferentes barrios de la ciudad y calcula que esto involucraría a unos 3.1000 estudiantes de 4º y 5º de primera y 3º de la ESO. No existen precedentes desde los inicios de esta medida, a finales de los 90. “Los niños y jóvenes son el futuro y por tanto deben participar de las decisiones que afectan al futuro de la que es y será su ciudad”, ha subrayado el concejal de Derechos de Ciudadanía y Participación, Marc Serra.

El proceso participativo del PAM, que este año procurará más si cabe garantizar la accesibilidad e inclusividad de todas las sesiones, también prevé una decena de debates con personas con diversidad funcional, principalmente personas con alguna discapacidad intelectual o trastornos de salud mental. En este caso sí hay precedente. En el anterior mandato “hubo debates con estos colectivos y centros ocupacionales en el distrito de Les Corts y obtuvimos muy buenos resultados”, ha recordado Serra, quien también ha puntualizado se trata de saber qué piensan los usuarios de estos centros y “cómo se imaginan o cómo querrían que fuera su barrio en su cotidianidad”.

Los más mayores también son “público diana” de este nuevo proceso participativo. La soledad no voluntaria relacionada con el envejecimiento es una problemática que preocupa al consistorio porque puede ser un factor de vulnerabilidad y puede derivar en problemas de salud y bienestar emocional de estas personas. En este sentido, el consistorio llevará el proceso participativo a las residencias municipales para gente mayor.

El proceso participativo, presencial y virtualmente (a través de la plataforma Decidim.Barcelona), comenzará el próximo 3 de febrero y se alargará hasta junio. Durante los dos primeros meses se recogerán todas las propuestas de entidades y ciudadanos, y en abril se analizarán. Será el momento de decidir en qué se gasta el consistorio un presupuesto de 2.004 millones de euros, una cifra algo engañosa porque ya incluye  grandes obras como Glòries y las reformas en mercados municipales.

Entre mayo y junio pasarán los trámites necesarios en órganos como el Consell de Ciutat y su aprobación por parte del pleno del Consell Municipal, en caso de tener los apoyos suficientes por parte del resto de grupos municipales, llegaría en junio o julio. No sería la primera vez que la oposición tumba el PAM del equipo de Ada Colau. En esa ocasión, por cierto, la propuesta más votada por la ciudadanía fue la cobertura de la Ronda de Dalt, a su paso por Vall d’Hebron, que recibió más de 1.700 apoyos, algo que finalmente fue desestimado por su coste (unos 400 millones de euros). Fuentes del gobierno municipal aseguran que se aceptaron el 75% de las propuestas y las que se descartaron fue principalmente por su inviabilidad económica.

La comisión de gobierno ha aprobado un documento inicial bajo el título ‘La Barcelona de progreso, que hace frente a las desigualdades y la emergencia climática’ que servirá para iniciar el debate. El proyecto también incorpora dos elementos innovadores de “carácter transversal” como es la visión feminista en toda la acción municipal y garantizar con actuaciones concretas el desarrollo de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas. En la presentación del documento también han participado esta mañana, junto a Serra, el primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, y el concejal de Presupuestos, Jordi Martí.