20 feb 2020

Ir a contenido

BCN aprueba el proyecto de reparcelación del entorno del Camp Nou

El consistorio confía en que los trabajos del Espai Barça se inicien durante el primer semestre de este año

El Periódico

Imágen virtual del futuro Espai Barça.

Imágen virtual del futuro Espai Barça.

El Ayuntamiento de Barcelona ha dado este jueves luz verde al plan urbanístico que incluye la reparcelación de la zona del Espai Barça, necesaria para que se ejecute su remodelación. La comisión de gobierno del consistorio ha aprobado los cambios, lo que, sumado a la aprobación del proyecto de urbanización, en diciembre pasado, era uno de los requisitos necesarios para la obtención por parte del F.C. Barcelona de la licencia de construcción que necesita para el nuevo Camp Nou.

Se trata de un paso administrativo que “da continuidad” a la Modificación del Plan General Metropolitano (MPGM) que se aprobó en el mandato anterior, según un comunicado del ayuntamiento, que recuerda que ahora procede inscribir los cambios en el Registro de la propiedad, después de que el Barça llegara a un acuerdo con los privados afectados por la remodelación del entorno del Camp Nou.

Calendario

Aunque en el consistorio no se atreven a mencionar una posible fecha de finalización de los trabajos, sí se cuenta con que las primeras obras de urbanización se inicien durante el primer semestre de este año, en la calle de Menéndez Pelayo, en el tramo comprendido entre la calle de Martí i Franquès y la de Joan XXIII.

El objetivo final de la reforma, en lo que se refiere a la parte exterior del Camp Nou, es la integración del recinto deportivo en el barrio de la Maternitat i de Sant Ramon, atesorando como uno de los cambios principales para los vecinos el hecho de que se eliminarán las vallas que circundan el estadio, por lo que se generará una continuidad de espacio privado abierto el público con espacio público, calles y zonas verdes.

Adiós a la pasarela

En cuanto a la reforma estricta del Camp Nou, se mantiene la previsión de iniciar los trabajos el próximo verano con el reto de acabarlos en el 2024. Una vez demolido el Miniestadi, esta semana se ha retirado la pasarela que unía el Palau Blaugrana con el Camp Nou. El coste de la reforma del estadio está cifrado en casi 700 millones de euros, en tanto que el de la remodelación urbanística del entorno de la instalación deportiva será de 125 millones de euros, que asumirá el club.

Temas Espai Barça