05 jun 2020

Ir a contenido

SEGUNDA FASE

El nuevo Bicing llegará a 11 barrios de Barcelona hasta ahora sin servicio

El Ayuntamiento añadirá 97 estaciones y duplicará el número de bicicletas eléctricas, mucho más atractiva para los usuarios

Luis Benavides

Los concejales Sanz y Collboni, en la presentación de la ampliación del futuro Bicing, este sábado.

Los concejales Sanz y Collboni, en la presentación de la ampliación del futuro Bicing, este sábado. / Europa Press / David Zorrakino

El nuevo Bicing sigue creciendo en abonados, pero también en ciclos y estaciones. El gobierno municipal continúa trabajando en la implantación del nuevo sistema, que sustituye progresivamente al que lleva más de 13 años en funcionamiento. Con esta nueva fase de ampliación, que finalizará en el mes de marzo del 2020, las 'bicis rojas' llegarán a 11 barrios que hasta ahora no disponían de este servicio.

El Bicing sumará 97 nuevas estaciones. La mayoría de los puestos de estreno se instalarán en los distritos de Horta-Guinardó (23), Nou Barris (16), Sants-Montjuïc (12), Sant Martí (10) y Gràcia (9). Cuando se complete la implantación, el sistema contará con 519 estaciones repartidas por toda la ciudad y 7.000 bicicletas, de las cuales 2.000 serán eléctricas.

Inicialmente estaba previsto alcanzar la cifra de 1.000 ciclos con pedaleo asistido, una cantidad que el ayuntamiento ha duplicado en vista de “la buena acogida” que ha tenido las 'e-bikes'. Esta cifra, avanzan fuentes municipales, podría aumentar si se decidiera transformar algunas de las bicicletas mecánicas existentes en eléctricas, algo relativamente sencillo porque las nuevas comparten chasis. En este sentido, el Ayuntamiento ha detectado que la eléctrica es mucho más atractiva para los abonados: la media de usos por bicicleta y día es bastante menor en el caso de la mecánica (6,01 frente a las 9,27 de la electrificada).

Un total de 22 estaciones saldarán una deuda con algunos barrios donde estos ciclos rojos no llegaban. Estos barrios hasta ahora sin el servicio son La Marina del Prat Vermell, Vallcarca i Els Penitents, La Salut,  Vall d’Hebron, La Clota, Canyelles, Roquetes, Verdum, Trinitat Nova, Ciutat Meridiana y Carmel. Las actuaciones para poner remedio a esta falta de cobertura ya están en marcha. Los operarios ya han preinstalado 50 de las 97 nuevas estaciones.

Ciudad pionera

En la presentación de esta ampliación del Bicing, este sábado, el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, ha asegurado que están convencidos de que han hecho "un paso muy importante en la movilidad sostenible". "Barcelona ha sido pionera en toda Europa en el uso de la bicicleta compartida pública", ha explicado, por lo que considera que el ciudadano ya ve el Bicing como un sistema de movilidad más.

Los barrios que se incorporan a la cobertura territorial son los de la zona alta de Barcelona, que es la más montañosa: "Sabemos que una de las dificultades es el desnivel de la ciudad, pero nuestro gobierno tiene la firme convicción de que este servicio tiene que llegar a toda la ciudadanía", ha defendido Collboni.

La teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, ha recordado en el mismo acto que la importancia de la bicicleta ara la ciudad. "Estamos trasladando un mensaje de potenciar la movilidad sostenible en un contexto de emergencia climática", ha afirmado Sanz.

Usos y abonados en aumento

El Bicing tiene 113.796  abonados el 31 de diciembre del 2019, 11.000 más que el año anterior. También se ha detectado un aumento de los usos durante el pasado año, un 9% más que en el anterior ejercicio. Los usos diarios de lunes a viernes laborables rondaron los 44.808 de media en el 2019, más de 1.000 más que en el 2018.

Esta actuación se enmarca dentro de la estrategia del equipo de Ada Colau de continuar promoviendo una movilidad sostenible en la ciudad y debería, según fuentes municipales, “favorecer al máximo la intermodalidad” y ofrecer un mejor servicio en las “zonas de alta demanda”. Y es que la facilitar la combinación de bicicleta y transporte público puede un papel clave con la entrada en vigor de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) al ofrecer más alternativas sostenibles al vehículo privado. En definitiva, el consistorio quiere seguir impulsando el pedaleo como una opción real de movilidad efectiva para el día a día.

Fuentes municipales explican que las bicicletas eléctricas está favoreciendo un cambio en las pautas de movilidad y nuevas demandas. “Algunos usuarios han cambiado los orígenes y las destinaciones de sus viajes y, con la llegada del servicio a nuevos barrios, se prevé que volver a haber cambios. Este nuevo escenario ha impulsado un nuevo modelo de reposición de bicicletas que incorpora un ‘software’ predictivo que ayudará a mejorar la disponibilidad y distribución de las bicicletas”, subrayan fuentes municipales.

Temas Bicing