31 oct 2020

Ir a contenido

VIGILANCIA

Vecinos de la Barceloneta denuncian los ataques de perros a una colonia de gatos

Aseguran que un hombre deja libres por las noches a sus cinco canes para que muerdan a los felinos

Según la Associació Gats de l'Espigó de la Barceloneta, ya han muerto tres a causa de estas agresiones

Beatriz Pérez

Un gato de la colonia del espigón de la Barceloneta.

Un gato de la colonia del espigón de la Barceloneta. / ASSOCIACIÓ GATS DE L'ESPIGÓ DE LA BARCELONETA

Un grupo de vecinos de la Barceloneta está buscando un espacio al que trasladar la colonia de gatos que se encuentra en el espigón ubicado frente al Hospital del Mar. El motivo es que, según una denuncia puesta por una vecina el pasado 28 de diciembre ante los Mossos d'Esquadra, un hombre ha soltado en varias ocasiones a sus cinco perros en el espigón y los ha incitado a agredir a los gatos. Como consecuencia y a causa de estos ataques, durante el último mes ya han muerto tres felinos: uno el 16 de diciembre y dos el 27. Solo quedan seis vivos.

"Un pescador vio a una persona paseando con cinco perros a las dos de la mañana. El dueño los soltó en el espigón y acabaron matando a tres gatos. Las fotos son sádicas", relata Patricia Sperje, presidenta de la Associació Gats de l'Espigó de la Barceloneta (AGEB), entidad que se fundó hace un año para proteger a estos animales. Ella es la vecina que interpuso la denuncia.

Desde que los ataques se produjeron, narra Sperje, los miembros de la asociación están "alerta" y por eso se turnan para vigilar la zona. "Pero es muy difícil. Estamos muy cansados. Por eso buscamos otro lugar en la Barceloneta para llevarlos allí", explica esta vecina, que lamenta que ni la policía ni el Ayuntamiento de Barcelona estén ayudándoles. La asociación ha logrado recolectar un dinero para poder pagar el traslado de los gatos y ahora pide ayuda a todo aquel que pueda ayudarle a encontrar un nuevo espacio. Su correo electrónico es gatosdelespigonbarceloneta@gmail.com.

Guardias nocturnas

La colonia de gatos del espigón de la Barceloneta existe desde hace siete años, pero el vecindario decidió montar una asociación para protegerlos. Antes, cuidaban de ellos los pescadores. Ahora, los 20 voluntarios que forman parte de la entidad. Los esterilizan y les dan de comer. "Es la primera vez que ocurren ataques de este tipo", afirma Sperje.

Héctor Linares estaba haciendo guardia el jueves pasado en el espigón cuando, de nuevo, apareció el hombre con sus cinco perros. "Vi cómo le quitó la correa y oí cómo los animaba a atacar a los gatos", cuenta. Cuando Linares lo increpó, el hombre incitó a otro perro a morderle a él. Fue entonces cuando llamó a la policía. "Le tomaron los datos y le obligaron a irse, pero no le quitaron los perros", añade Linares, que espera que las autoridades tomen cartas en el asunto muy pronto.